top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

El misterio de las catacumbas

Historias, música y arte sacra formaron parte de la V Edición del Día de las Catacumbas que abrió gratuitamente al público los antiguos cementerios cristianos de Roma. La actividad se centró en san Calixto, el Papa que se encargó especialmente de los entierros de los creyentes.
 

A más de 10 metros bajo la basílica de San Pedro se esconden mitos y leyendas de la necrópolis vaticana. Allí, en un recorrido de 100 metros se encuentran distintos mausoleos, entre ellos el de san Calixto, al cual estuvo dedicada la V Edición del Día de las Catacumbas que se celebró el 15 de octubre en Roma.


En esta oportunidad el tema giró en torno al decimosexto Pontífice, en el marco del 18° centenario de su muerte, que como diácono y consejero personal del papa Ceferino se encargó de la administración del cementerio de la Vía Apia, el campo santo oficial de la Iglesia de Roma en el siglo III.

 
 

"Calixto y la invención de las catacumbas", ofreció a los visitantes la posibilidad de recorrer el lugar y llegar hasta la del Calepodio, donde fue enterrado el Papa Calixto, las de San Calixto —donde fueron enterrados cerca de medio millón de cristianos, entre ellos decenas de mártires y dieciséis Pontífices—, Comodilla, Santos Marcelino y Pedro, Domitila, Priscila. Asimismo las personas pudieron disfrutar de talleres para niños y conciertos.

Circuito de las catacumbas.


CALIXTO Y LOS PRIMEROS CEMENTERIOS CRISTIANOS

La actividad, organizado por la Pontificia Comisión de Arqueología Sacra, propuso una serie de itinerarios a través de testimonios arqueológicos y artísticos para subrayar la centralidad de la figura de Calixto y recorrer las etapas que llevaron al nacimiento y desarrollo de los cementerios subterráneos.

 
 

La comunidad cristiana, se lee en un comunicado de dicha entidad, sintió la necesidad de disponer de un espacio para acoger a los fieles en un lugar de descanso común y garantizar a todos sus miembros, incluso a los más pobres, una sepultura digna, convirtiéndose en portadora de un mensaje de igualdad y fraternidad. Estos espacios, llamados "cementerios", término derivado del griego que significa "lugar de descanso", reflejan la concepción cristiana de la muerte como tiempo suspendido en espera de la Resurrección.


Música en las catacumbas, formaron parte de la actividad organizada por Pontificia Comisión de Arqueología Sacra.


FOSOS DEL QUINTO DÍA DE LAS CATACUMBAS

Las catacumbas consisten en redes de túneles subterráneos excavados, a veces reutilizando espacios preexistentes.

 
 

Estos túneles aseguraban la apertura de varias pilas de nichos funerarios superpuestos, así como formas de deposición más articuladas, como los arcosolios y cubículos, a menudo decorados con representaciones de episodios y personajes del Antiguo y del Nuevo Testamento, escenas bucólicas y paradisíacas, y momentos de la vida cotidiana.


Los encargados de la excavación y gestión de los cementerios subterráneos eran los “fossori”, excavadores. Y son precisamente ellos quienes fueron elegidos como emblema de la quinta Jornada de las Catacumbas: con una especie de pico, la dolabra, dieron forma a los bancos de toba; con linternas, en cambio, arrojaron luz sobre las historias y los símbolos que dejaron los primeros cristianos para expresar su fe en Cristo y la esperanza en la vida eterna.



Para más información ingresar al link:


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page