top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Una multitud despide a Benedicto XVI

Miles de personas le dan el último a Dios a Joseph Ratzinger.
 

El cuerpo del papa emérito, con la cabeza descansando sobre un par de almohadas rojas, yace en la basílica San Pedro desde el lunes 2 de enero mientras miles personas hacen largas filas para darle el último saludo.


En la víspera de los primeros tres días de velatorio, funcionarios de seguridad italianos indicaron que ayer unos 65.000 feligreses pasaron junto al féretro.

 
 
RITO DE COLOCACIÓN DEL CUERPO

Al amanecer del lunes diez caballeros pontificios con guantes blancos llevaron el cuerpo en una camilla de madera cubierta de tela tras su llegada a la basílica hasta su lugar de descanso frente al altar mayor, bajo el imponente baldaquino de bronce de Bernini.


Un guardia suiza saludó mientras el cuerpo ingresaba por una puerta lateral después de que fue transferido en una furgoneta desde la capilla del monasterio donde falleció a los 95 años de edad el sábado por la mañana.


Miles de persona despiden a Benedicto XVI.


Su secretario de muchos años, el arzobispo Georg Gaenswein, y un puñado de laicas consagradas que sirvieron en la casa de Benedicto XVI, siguieron a pie la furgoneta durante unos cientos de metros en una procesión silenciosa hacia la basílica.


Antes de que se permitiera la entrada de los feligreses se recitaron oraciones y el arcipreste de la basílica, el cardenal Mauro Gambetti, roció agua bendita sobre el cuerpo, y una pequeña nube de incienso fue arrojada cerca del féretro.

 
 
DESPEDIDA

Poco después de las 9 de ayer, las puertas de la basílica fueron abiertas al público para que se despida del pontífice que renunció al papado en 2013.


Formado por feligreses y curiosos, el público subió a paso ligero por el pasillo central para pasar junto al féretro después de esperar en una fila que a media mañana serpenteaba alrededor de la plaza de San Pedro.


El cuerpo de Benedicto XVI estaba vestido con una mitra, el tocado de un obispo y un manto rojo.

 
 
FUNERAL

El jueves por la mañana será el funeral, el cual será presidido por el papa Francisco, en la plaza de San Pedro.


Tal y como deseaba Benedicto XVI, el funeral estará marcado por la sencillez, informó el Vaticano al anunciar el fallecimiento el sábado.


El mismo lunes, el Vaticano confirmó los planes de entierro de los que se había informado ampliamente. De acuerdo con sus deseos, la tumba de Benedicto XVI será colocada en la cripta de la gruta bajo la basílica que fue utilizada por última vez por san Juan Pablo II, antes de que el cuerpo del santo fuera trasladado arriba a la basílica principal previo a su beatificación en 2011, dijo el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page