top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Nicaragua: un gobierno que odia y censura a la Iglesia

El presidente Daniel Ortega mandó a detener a un sacerdote, prohibió peregrinaciones y mantiene en cautiverio a un obispo. Además clausuró siete radios y tres canales católicos.
 

El asedio contra la Iglesia Católica en Nicaragua no se detiene. En un nuevo capítulo de la tiranía del presidente Daniel Ortega, mandó a apresar el lunes 15 de agosto al sacerdote Óscar Danilo Benavídez Tinoco, párroco de la iglesia del Espíritu Santo (Mulukukú), mientras que el obispo de Matagalpa Rolando Álvarez continúa sitiado por la Policía Nacional en la curia episcopal.


En esta persecución incesante sobre instituciones y miembros de la Iglesia, el presbítero habría sido sacado de su vehículo y arrestado por las fuerzas públicas sin motivo, y durante más de una hora se desconoció su paradero, luego fue localizado en la Dirección de Auxilio Judicial (Managua) a más de 300 kilómetros de su lugar de detención.


Padre Óscar Danilo Benavídez Tinoco


“QUE CESE LA PERSECUCIÓN”

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) condenó en Twitter la “detención arbitraria” del párroco Benavidez, quien “según informaciones fue sacado de su vehículo y llevado en una patrulla con rumbo desconocido”.


“Demandamos que cese la persecución contra la Iglesia y sus clérigos”, reclamó la entidad.


La detención del religioso se suma a denuncias de otros dos sacerdotes de la zona rural de Matagalpa a quienes la policía les impidió asistir a procesiones el último fin de semana.


El párroco del municipio de Terrabona, Aníbal Manzanares, aseguró que el viernes recibió una prohibición de la policía para realizar “procesiones y actividades fuera de la iglesia”, mientras al sacerdote Fernando Calero, del municipio de Rancho Grande, se le impidió viajar el domingo a Matagalpa para asistir a una misa.


Calero dijo en un video que publicó en redes sociales que la policía detuvo su vehículo, en el que viajaba con un grupo de laicos, y le quitó la documentación necesaria para circular. “Nos revisaron de forma inapropiada… como si fuésemos delincuentes”, añadió.



PRISIÓN DOMICILIARIA

El mandatario Daniel Ortega mantiene “preso” desde hace 14 días al obispo Álvarez, quien está rodeado por la policía en la curia episcopal de Matagalpa, a 130 kilómetros al norte de Managua.


El prelado ofició el 15 de agosto una misa en cautiverio con motivo de la asunción de la Virgen María, junto a los seis sacerdotes y cinco laicos que lo acompañan. “Seguimos reunidos y retenidos”, dijo el pastor.


La policía informó que investiga a Álvarez por supuestamente “incitar al odio” y “organizar grupos violentos”.



IGLESIA CENSURADA

Ortega desde mayo hasta la actualidad cerró siete radios católicas y cadenas de televisión de las diócesis.


Asimismo, otros dos sacerdotes están presos desde el mes pasado tras ser acusados por presuntos delitos comunes.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page