top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Misa restringida

El Papa emitió un nuevo decreto en el que restringe la celebración de la Santa Misa en latín.
 

Francisco intervino por tercera vez para restringir la celebración de la antigua misa en latín, en un indicio de la continua tensión con los tradicionalistas católicos.


En un nuevo decreto legal publicado el martes, el pontífice reafirmó que la Santa Sede debe aprobar todas las nuevas celebraciones del antiguo rito mediante la firma de las decisiones de los obispos de designar iglesias parroquiales adicionales para la misa en latín o para permitir que sacerdotes recién ordenados la oficien.


El documento establece que la oficina de liturgia del Vaticano, dirigida por el cardenal británico Arthur Roche, es la responsable de evaluar este tipo de pedidos en nombre de la Santa Sede y recordó que todas las solicitudes de los obispos deben dirigirse ahí.

 
 

El nuevo decreto no restringe más la celebración sino que repite las normas previas. Su insistencia en la autoridad de Roche en el proceso parecía acallar los reclamos tradicionalistas de que el cardenal se había excedido en su mandato. Francisco aprobó el decreto el lunes durante una audiencia privada con Roche.


Las limitaciones de Francisco al rito antiguo indignaron a sus críticos conservadores y tradicionalistas, muchos de los cuales le han atacado también por su atención al medio ambiente, la justicia social y los inmigrantes.

0 comentarios
bottom of page