top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

La fe cambia al ser humano

El Papa indicó, antes del rezo del Ángelus de hoy, que Jesús invita a reavivar la llama de la fe, para que no se convierta en una realidad secundaria. Asimismo, pidió oración por Somalia.
 

Jesús es la Buena Noticia, es el fuego que irrumpe en el mundo y desafía al ser humano a salir del individualismo y superar el egoísmo, reflexionó Francisco antes de la oración mariana del Ángelus frente a una multitud que se congregó hoy en la plaza San Pedro. Sus palabras continuaron con la línea del Evangelio de hoy (Lc. 12, 49-53).


Haciendo hincapié en la figura de Cristo, el Pontífice dejó en claro que el Evangelio cambia todo, ante su presencia las cosas no vuelven a ser igual. “El Evangelio incita al cambio e invita a la conversión”, manifestó e indicó que no concede una falsa paz intimista, “sino que enciende una inquietud que nos pone en camino, nos impulsa a abrirnos a Dios y a los hermanos”.

“La fe verdadera es un fuego encendido para mantenernos despiertos y activos incluso en la noche.” (Papa Francisco)

“Es exactamente como el fuego: mientras nos calienta con el amor de Dios, quiere quemar nuestros egoísmos, iluminar los lados oscuros de la vida que todos tenemos, consumir los falsos ídolos que nos hacen esclavos”, subrayó el Santo Padre.



LA FE, UN FUEGO ENCENDIDO

Las palabras de Jesús en el Evangelio de hoy son una invitación a reavivar la llama de la fe, para que no se convierta en una realidad secundaria, o en un medio de bienestar individual, que lleve eludir los desafíos de la vida y del compromiso en la Iglesia y en la sociedad.


En efecto, dijo el vicario de Cristo, un teólogo decía que la fe en Dios “nos tranquiliza, pero no del modo que quisiéramos: es decir, no para procurarnos una ilusión paralizante o una satisfacción dichosa, sino para permitirnos actuar”.


La fe, en definitiva, no es una “canción de cuna” que nos adormece. “La fe verdadera es un fuego encendido para mantenernos despiertos y activos incluso en la noche”, afirmó Jorge Bergoglio.




SOLIDARIDAD CON SOMALIA

Tras la oración mariana el Sumo Pontífice llamó la atención sobre la grave crisis humanitaria que afecta a Somalia y algunas zonas de los países limítrofes, ahora en peligro de muerte a causa de la sequía. "Espero que la solidaridad internacional pueda responder eficazmente a esta emergencia", expresó.

0 comentarios

Hozzászólások


bottom of page