top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Juan Pablo I y el milagro argentino

Libro sobre Juan Pablo I narra su vida, la relación con Argentina y el prodigio de una niña entrerriana que acreditaron para su beatificación.
 

Portada del libro sobre Juan Pablo I. (Fotografía: Facebook Víctor Fernando Suarez)


La vida de Albino Luciani, su niñez en una pobre familia italiana, la Primera Guerra Mundial que lo marcó para siempre, su acción pastoral como sacerdote, patriarca de Venecia y sucesor de San Pedro hasta su repentina muerte rodeada de misterios, y la curación milagrosa de una niña argentina que lo lleva a ser proclamado beato el 4 de septiembre, son aspectos que incluye “¿Qué han hecho? Juan Pablo I. Conspiración en el Vaticano y milagro en la Argentina”, el libro sobre el Pontífice de las periodistas Nunzia Locatelli y Cintia Suárez.


El texto, publicado por Editorial Catapulta, y presentado el 17 de mayo en la librería “El Ateneo Grand Splendid” (Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina), explora la relación de Luciani con Argentina, donde en 1913 su padre vino a trabajar unos años pensando traer a su familia, y casi un siglo después, el 23 de julio de 2011, se produjo el milagro que la Congregación para la Causa de los Santos acreditó para su beatificación.


Locatelli y Suárez narran las penurias que Albino pasó durante la Primera Guerra Mundial, donde comía pan hecho con harina y aserrín de abeto; se vestía con ropa usada y por qué una familia judía le pago el seminario.


Además, descartan que lo hayan asesinado, ya que no hay pruebas al respecto.


Carlos Pagni (izq.), Nunzia Locatelli (centro) y Cintia Suárez.



EL MILAGRO QUE LO HACE BEATO

En el recinto donde se llevó a cabo la presentación del libro, estaba como disertante Roxana Sosa, la mamá de la niña que con 11 años de edad quedó en coma y los médicos le daban poco tiempo de vida.


Las autoras del libro junto a Candela (centro), la joven del milagro que sirvió para que el 4 de septiembre proclamen beato a Juan Pablo I.


Sosa explicó, que en la desesperación, con su hija internada en Buenos Aires —ellos son de Entre Ríos—, salía del nosocomio y se iba a la iglesia Nuestra Señora de la Rábida donde rezaba diariamente por la salvación de la niña.


Allí conoció al padre José Ignacio Dabusti quien le recomendó pedir la intercesión de Juan Pablo I, que tras invocarlo, con el tiempo, la chica recuperó la memoria, movilidad, habla y en cuatro años su vida normal.



El libro esta disponible en este sitio:


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page