top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Francisco: “Es un homenaje para el Paraguay”

Monseñor Adalberto Martínez se convirtió en el primer cardenal de la historia de Paraguay. El Papa le dijo que la creación del purpurado era un reconocimiento al país y destacó la importancia de la mujer paraguaya. Estuvo presente el presidente Mario Abdo.
 

Día histórico para Paraguay: monseñor Adalberto Martínez fue creado cardenal, el primero de la historia del país. (Fotografía: Daniel Ibáñez @dibanezgut)


Emoción. Alegría. Agradecimiento a Dios. Paraguay vivió una jornada que se inscribió en el libro grande de la historia: el 27 de agosto quedó registrado en la vida de los habitantes de la tierra guaraní, monseñor Adalberto Martínez fue creado cardenal por el Papa Francisco —entre los 20 nuevos purpurados— en el consistorio público que se celebró en la basílica San Pedro ante alrededor de 7.000 fieles.


El fuego es la imagen que el Santo Padre eligió, a partir del Evangelio de San Lucas (“Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo!”), e indicó que con el "primer fuego" (la llama del Espíritu), "el Señor quiere comunicarnos su valentía apostólica, su celo por la salvación de cada ser humano, sin excluir a nadie".


“Quiere comunicarnos su magnanimidad, su amor sin límites, sin reservas, sin condiciones, porque en su corazón arde la misericordia del Padre”, subrayó ante la atenta mirada de los neo cardenales.

Momento de la creación cardenalicia de monseñor Adalberto Martínez.


FUEGO ARDIENTE

Sobre el segundo fuego, "en las brasas", el sucesor de Pedro dijo que "este arde de modo particular en la oración de adoración, cuando estamos en silencio cerca de la Eucaristía y saboreamos la presencia humilde, discreta, escondida del Señor, como un fuego en ascuas, de manera que esta misma presencia se convierte en alimento para nuestra vida diaria".


Un fuego que le hace pensar, por ejemplo, en Carlos de Foucauld, "quien, al haberse encontrado por mucho tiempo en un ambiente no cristiano, en la soledad del desierto, centró toda su atención en la presencia, tanto la presencia de Jesús vivo en la Palabra y en la Eucaristía, como la propia presencia del santo, que era fraterna, amigable y caritativa".


“No se olviden que la mujer paraguaya es la más gloriosa de América.” (Papa Francisco)


 
 


FUEGO SAGRADO

El Obispo de Roma recordó que "un cardenal ama a la Iglesia, siempre con el mismo fuego espiritual", ya sea tratando las grandes cuestiones como ocupándose de "las pequeñas cosas pastorales", encontrándose con los grandes de este mundo y con los pequeños, "que son grandes delante de Dios".


"El secreto del fuego de Dios, que desciende del cielo, iluminando de un extremo al otro, y que cocina lentamente el alimento de las familias pobres, o de los migrantes, o de quienes no tienen un hogar", aseveró el Pontífice.



FRANCISCO Y ADALBERTO, UN DIÁLOGO DE AMIGOS

Uno de los momento más importantes de la ceremonia fue cuando el vicario de Cristo pronunció la fórmula de creación de los cardenales, quienes juraron fidelidad a él y a sus sucesores "hasta el derramamiento de sangre".


El cardenal Adalberto Martínez explica qué le dijo el Santo Padre. (Videos: Mónica Fabiola Ayala)


Uno a uno, se acercaron a la sede para recibir, de rodillas, los símbolos del cardenalato: el solideo rojo, birrete, anillo y bula con la asignación del título o diaconía.


En el momento que se acercó monseñor Martínez a recibir los símbolos, el Papa lo saludo amistosamente, con una sonrisa, y conversó unos 20 segundos.


“¿Qué le dijo?” Fue la pregunta que retumbó en todo el Paraguay, la cual reveló unas horas después el propio cardenal Martínez que, en una entrevista con la periodista Mónica Fabiola Ayala, indicó que en un tono de amigo, tuteándolo, le dijo: “Mirá, esto es un homenaje para el Paraguay”.


Pero el Papa no quedo solo en esas palabras, como si fuera una caricia al pueblo paraguayo, le manifestó al purpurado que “no se olviden que la mujer paraguaya es la más gloriosa de América”.



COMPATRIOTAS

Desde el Paraguay y países de Europa, alrededor de 100 compatriotas de Adalberto viajaron para participar del acontecimiento que llenó de orgullo la tierra guaraní.


Nutrido grupo de paraguayos en la plaza San Pedro. (Fotografía: Mónica Fabiola Ayala)


El contingente, distinguido con banderas de su patria, realizó una "vigilia" en las puertas de la basílica San Pedro, luego algunos de ellos pudieron participar de la ceremonia y saludarlo en un encuentro de unos minutos en el aula Paulo VI.


El cardenal Adalberto Martínez junto a compatriotas en el aula Paulo VI. (Fotografía: Mónica Fabiola Ayala)


También el presidente Mario Abdo, junto a una comitiva nutrida integrada por varios ministros y sus respectivas parejas, estuvieron presentes en la creación cardenalicia.




 
 

AMÉRICA LATINA PRESENTE

Además de la creación como cardenal de Adalberto Martínez, otros tres prelados latinoamericanos fueron creados purpurados: los brasileros Leonardo Steiner y Paulo Costa; y el colombiano Jorge Enrique Jiménez Carvajal.




PASTORES EN LAS PERIFERIAS

Resaltando la atención de Francisco a los marginados de la sociedad, entre los nuevos cardenales está el arzobispo Anthony Poola, de Hyderabad, India. El prelado de 60 años de edad es el primer miembro de la comunidad Dalit —considerada la más baja en el sistema de castas indio— en convertirse en cardenal.


Cabe recordar que en 2018 Jorge Bergoglio creó Toribio Ticona Porco como el primer cardenal indígena de Bolivia.



CAUSAS DE CANONIZACIÓN

Después del consistorio ordinario público para la creación de los nuevos cardenales, se procedió a aprobar dos causas de canonización: Juan Bautista Scalabrini, fundador de los Scalabrinianos; y el laico salesiano ítalo-argentino Artémides Zatti (foto).



Francisco confirmó que el domingo 9 de octubre ambos llegarán a los altares.



VISITA A BENEDICTO XVI

Al término del consistorio el Papa Francisco y los nuevos cardenales visitaron el Monasterio Mater Ecclesiae para encontrarse con Benedicto XVI para un breve saludo.



Tras recibir su bendición, junto con la de Jorge Bergoglio, y rezar Salve Regina, los purpurados se dirigieron al aula Pablo VI para las visitas de cortesía.


El cardenal Adalberto Martínez (segunda fila, segundo de der. a izq.) visitó al Papa emérito Benedicto XVI. (Fotografía: Vatican Media)


El saludo al Papa emérito se convirtió en una costumbre desde el consistorio de 2016. En las dos primeras ocasiones, 2014 y 2015, Benedicto XVI participó en la celebración en la basílica San Pedro.



EN LA MISMA LÍNEA

Francisco creó ahora a 83 de los 132 cardenales electores para un cónclave. Los otros fueron nombrados por los dos san Juan Pablo II y Benedicto XVI.


De esta manera se fortalecen las posibilidades de que quienquiera que sea elegido como el próximo Papa compartirá su visión de Francisco para el futuro de la Iglesia.



REUNIÓN DE CARDENALES

El cardenal Adalberto Martínez continuará unos días más en Roma ya que con todo el colegio cardenalicio participará en una reunión para intercambiar sobre la nueva Constitución Apostólica que entró en vigor el pasado 5 de junio, en la Solemnidad de Pentecostés.



Las sesiones se desarrollarán de 9 a 16 (hora de Roma), luego de una breve pausa para el almuerzo.


Se prevén encuentros por grupos lingüísticos sobre diversos aspectos relativos al documento.



Por el momento, está confirmada la presencia de 197 participantes, entre Cardenales, Patriarcas Orientales y Superiores de la Secretaría de Estado.



En la tarde del martes 30 de agosto, luego de los trabajos plenarios, se celebrará una Santa Misa en la Basílica Vaticana.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page