top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

El santo abstemio vinculado con la cerveza

El patrono de Irlanda, venerado en el mundo, explicaba la Santísima Trinidad con un trébol que se convirtió en el símbolo del país. Historia y legado del santo misionero y propagador del cristianismo en la isla, que tiene una catedral dedicada en la “Gran Manzana”.
 

San Patricio, uno de los santos más conocidos de la cristiandad, es el patrono de Irlanda y se celebra su festividad cada 17 de marzo en todo el mundo. A pesar de su popularidad, son muchos los que desconocen su historia, mecenazgos y su relación con América Latina.


San Patricio nació en el año 385 en una familia noble de Romanos, en lo que hoy es Escocia. A los 16 años fue secuestrado por piratas irlandeses y llevado a la isla para ser vendido como esclavo. Pasó seis años como pastor y allí encontró la fe en Dios.


San Patricio.


Después de escapar de su cautiverio, estudió en Francia y se convirtió en sacerdote. Fue enviado a Irlanda como misionero y comenzó a difundir el cristianismo en la isla. Pasó los siguientes 30 años viajando por toda la isla, convirtiendo a los paganos al cristianismo y estableciendo iglesias y monasterios. Se dice que utilizaba el trébol para explicar la Santísima Trinidad.

 
 
EL TRÉBOL Y LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Imagen de san Patricio con el trébol.


La Santísima Trinidad es el dogma central de la teología cristiana. Se refiere a la idea de que Dios es una sola entidad divina compuesta por tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.


San Patricio, al ver que los celtas tenían un gran respeto por la naturaleza y el simbolismo, utilizó el trébol para explicar dicho dogma. Según la leyenda, recogió un trébol y lo utilizó para enseñar a los paganos que la Santísima Trinidad consistía en tres personas distintas en una sola entidad divina, al igual que el trébol tenía tres hojas en una sola planta.


Desde entonces, el trébol se convirtió en un símbolo importante de la identidad irlandesa y se asocia estrechamente con san Patricio y la Santísima Trinidad.

 
 
EL SANTO Y LA CERVEZA

A menudo se asocia a san Patricio con la cerveza y la fiesta, especialmente en países como Estados Unidos, donde su celebración se realiza con desfiles y fiestas que involucran grandes cantidades de esta bebida a base de cebada. Pero, ¿cuál es la relación entre la cerveza y san Patricio?


En primer lugar, es importante recordar que Maewyn Succat —nombre real del santo— fue un sacerdote y obispo irlandés que según la tradición introdujo el cristianismo en Irlanda y es considerado el patrono del país.



En cuanto a la bebida, Irlanda es conocida por su tradición cervecera, sin embargo, la relación específica con el santo se remonta a la historia del monje cisterciense francés fray Theobald Mathew.


En 1830 el sacerdote comenzó una campaña contra el consumo excesivo de alcohol en el territorio. En ese momento, la gente bebía grandes cantidades de cerveza y whisky, lo que llevaba a problemas de salud y sociales.

 
 

Fray Mathew utilizó la figura de san Patricio para difundir su mensaje, ya que era visto como un símbolo de virtud y devoción, por lo que animó a la gente a unirse a la "Liga de la Abstinencia", prometiendo no beber alcohol durante su vida. La campaña tuvo un gran éxito, con millones de irlandeses uniéndose al grupo y renunciando al alcohol.


Con el tiempo, la festividad se convirtió en una celebración nacional en Irlanda y en otros lugares del mundo, y la cerveza se transformó en una bebida popular en los festejos. Se cree que esta conexión es en gran parte responsable del consumo masivo de cerveza en el Día de San Patricio, ya que en dicho lugar se conmemora el final de la Cuaresma y la llegada de la Pascua con comida y bebida abundante.


Como cada año, el río de Chicago (Illinois) se tiñe de verde esmeralda para conmemorar el Día de San Patricio.


VENERADO EN ÁFRICA Y AMÉRICA DEL SUR

San Patricio tiene una relación más allá de Irlanda y Estados Unidos, es el patrono de otros lugares como Nigeria, Montserrat y Malta. Además, tiene una relación especial con América Latina, ya que muchos irlandeses emigraron a países como Argentina, Chile y Brasil, donde se establecieron y construyeron iglesias y escuelas católicas. En Paraguay, se puede encontrar una capilla dedicada a san Patricio en Capiatá.


Además, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hay una plaza en su honor en el barrio de San Telmo. La plaza de San Patricio es un lugar donde se realizan eventos y celebraciones en su festividad.

 
 
ICONO DE LA FE

Ubicada en la Quinta Avenida de Manhattan, la catedral de San Patricio es uno de los sitios más emblemáticos de Nueva York (Estados Unidos). Con su arquitectura gótica, torres de aguja y ventanales de vidrio, es un testimonio de la fe católica en la “gran manzana”.


Catedral San Patricio, un testimonio de la fe católica en la gran manzana.


La historia de la catedral se remonta 1809 cuando el obispo John Connolly compró un terreno en la intersección de Prince y Mott para construir una iglesia dedicada al patrono de Irlanda. El primer templo fue construido en estilo neoclásico y abrió sus puertas en 1815.


A medida que la fe católico creció en la ciudad la iglesia comenzó a quedar pequeña, por lo que en 1850 llamaron al arquitecto James Renwick Jr., conocido por su trabajo en el estilo gótico, para diseñar la nueva catedral.


La catedral San Patricio, un lugar de refugio y consuelo en los momentos más oscuros de la historia de Nueva York.


La construcción empezó ocho años después y se completó en 1878, y consagró 365 días después. La catedral, que cuenta con dos torres de 100 metros de altura, se convirtió rápidamente en uno de los edificios más icónicos de Nueva York.


En el interior los visitantes pueden admirar los hermosos vitrales de colores, los altares elaborados y los frescos que representan escenas de la vida de Jesús y la historia de la Iglesia. También hay una serie de capillas dedicadas a santos y vírgenes.


Además de su belleza arquitectónica también fue el escenario de algunos de los momentos más importantes de la historia de Nueva York. En 1963, el entonces presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, asistió a una misa en la catedral antes de su trágico asesinato en Dallas. En 2001, después de los ataques terroristas del 11 de septiembre, la catedral se convirtió en un lugar de refugio y consuelo para los neoyorquinos.


La majestuosidad gótica de la Catedral de San Patricio en pleno corazón de Manhattan.


La catedral de San Patricio fue restaurada varias veces a lo largo de su historia, la más reciente en 2015. La restauración incluyó la limpieza y reparación de las fachadas de piedra, así como la renovación del altar principal y la capilla del Santísimo Sacramento.

 
 
EJEMPLO DE FE

Más allá de la cerveza y los desfiles, la figura de san Patricio sigue siendo importante para los irlandeses y para aquellos que lo veneran en todo el mundo. Su historia y su legado como misionero y propagador del cristianismo siguen siendo un ejemplo de fe y perseverancia. En un mundo cada vez más secularizado, la festividad de san Patricio nos recuerda la importancia de la religión y las tradiciones.


Que su figura inspire a ser misioneros de la fe y difundir el amor de Dios.

0 comentarios

Comentarios


bottom of page