top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Educar en la fe y valores cristianos

Francisco recibió a los miembros de Fasta, en el marco de sus 60 años de vida, a quienes felicitó por la labor que realizan. "En su carisma no se limitan a una transmisión de conocimientos, sino que permiten que surja lo mejor de cada persona, ese diamante que el Señor puso en cada uno", subrayó.
 

Francisco recibió ayer a los miembros de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (Fasta), asociación internacional de fieles de Derecho pontificio fundada en 1962 por el fraile argentino Aníbal Fosbery op (1933-2022) cuyo deseo era "contribuir a la aplicación de las enseñanzas del Concilio Vaticano II", indicó el pontífice.


El Santo Padre en su alocución destacó que una de las novedades del Concilio fue la toma de conciencia de "los derechos y deberes de los laicos con relación a la misión evangelizadora". A ellos, en particular, les corresponde la responsabilidad de llevar la luz del Evangelio a las realidades temporales: "hoy vemos cómo su Fraternidad aceptó el mensaje conciliar y puso en marcha diversos proyectos para la evangelización de la cultura, juventud y familia, creando una gran variedad de instituciones educativas: colegios, universidades y residencias universitarias en diferentes partes del mundo”.


 
 

Asimismo, indicó que el reto evangelizador que comparten como asociación, sobre todo en el ámbito de las ciudades plurales, multiculturales y multirreligiosas, implica de su parte una gran humildad para saber aproximarse a todos sin hacer exclusiones, “incluso a los que no comparten nuestra fe o nuestros valores”. “Y ahí, entrar en diálogo con las personas, con sus sueños, historias, heridas y fatigas, pues todo lo que es humano es digno de ser abrazado por el amor y la misericordia de Dios", manifestó




LA EDUCACIÓN, UN FARO DE VALORES

El carisma de Fasta se realiza mediante la educación, recordó Francisco, que es una obra de misericordia espiritual. No se limita, en efecto, a una transmisión de conocimientos, sino que permite que surja "lo mejor de cada persona", ese diamante que es "lo que el Señor puso en cada uno".


La educación contribuye a que dicho diamante deje pasar la Luz, que es Cristo (cf. Jn 8,12), y que así brille en medio del mundo. “El Señor nos hace partícipes de su luz, de su misma naturaleza, y por eso cada uno de sus discípulos ilumina el mundo, ahuyentando las tinieblas y transformando la realidad”, subrayó.


 
 


AMOR POR LA VERDAD

Fasta es una comunidad de laicos, sacerdotes y mujeres consagradas de la Iglesia católica fundada en la Argentina en 1962 por iniciativa del padre Aníbal Fosbery, miembro de la Orden de Predicadores (dominicos).


La asociación tiene como centro la educación, y actualmente está presente no sólo en la Argentina, sino también en Ecuador, España, Perú y la República Democrática del Congo con universidades, colegios, escuelas, residencias universitarias, grupos de jóvenes, uniones de padres, comunidades de fe y de apostolado.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page