top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Diez fallas que pueden destruir tu matrimonio

El matrimonio es un pilar fundamental para la sociedad y la vida en la Iglesia, sin embargo, su existencia no está exenta de desafíos. Conocer y evitar las diez fallas más comunes que pueden desmoronarlo es esencial para fortalecer este sacramento del amor y la unidad.
 

"Todo matrimonio verdadero, incluso uno no sacramental, es un don de Dios a los cónyuges", aseguró el Papa Francisco.


La Iglesia considera al matrimonio como uno de sus siete sacramentos, donde dos personas se unen libremente para compartir una vida en común bajo el amor de Dios. Este compromiso, que implica compartir, comprender y amar, es fundamental para la vida en sociedad y para la propagación de la fe.

 
 
LA IMPORTANCIA DE LA VIDA MATRIMONIAL

La vida matrimonial cristiana es el cimiento sobre el que se construyen las familias, las cuales a su vez forman la base de la sociedad y la Iglesia.


"El matrimonio es un regalo de Dios", señaló el Santo Padre el 27 de enero de este año.


Esta relación es, además, un modelo de amor y servicio, en donde ambos cónyuges se aman mutuamente y se entregan el uno al otro, reflejando el amor de Cristo por la Iglesia.



DIEZ FALLAS QUE PUEDEN DESMORONAR EL MATRIMONIO

"A veces está la desgracia de que el matrimonio no funciona y es mejor separarse para evitar una guerra mundial, pero esta es una desgracia", aseguró el Papa Francisco en la homilía de una Santa Misa celebrada en la Casa Santa Marta en 2018.


Falta de Comunicación: La falta de diálogo y comprensión mutua pueden llevar a malentendidos y conflictos que erosionan la relación.


Falta de Respeto: El respeto mutuo es fundamental. La falta de este puede degradar el amor y la armonía.


Infidelidad: Puede causar daño irreparable en la relación y en la confianza mutua.


Falta de Tiempo Compartido: No dedicar tiempo de calidad puede llevar a la distancia emocional, desencadenando problemas más profundos.


Finanzas: Los conflictos sobre dinero pueden causar estrés y fricción, especialmente si no se manejan con honestidad y transparencia.


Diferencias Irreconciliables: Las diferencias sobre aspectos fundamentales como la educación de los hijos, las creencias religiosas, entre otros, pueden causar conflictos si no se manejan con respeto y comprensión.


Falta de Apoyo Mutuo: En un matrimonio, ambos cónyuges deben apoyarse en las buenas y en las malas. La falta de este apoyo puede llevar a sentirse solo y aislado dentro de la relación.


Expectativas Irreales: Tener expectativas irreales sobre el matrimonio o la pareja puede causar decepción y frustración.


Problemas Sexuales: La falta de intimidad o problemas en la vida sexual pueden causar distancia emocional y estrés en el matrimonio.


Abuso y Violencia: Cualquier forma de abuso o violencia, ya sea física, emocional o psicológica, es inaceptable y destructiva para el matrimonio.

 
 
EL CAMINO HACIA UN MATRIMONIO FUERTE Y SALUDABLE

Conocer estas fallas permite trabajar en su prevención y solución, fortaleciendo así el matrimonio y la vida en común. La fe, el amor, el respeto, la comunicación y el compromiso son fundamentales para mantener la relación fuerte y saludable.


La Iglesia ofrece herramientas y guía para enfrentar estos desafíos, proporcionando un marco sólido sobre el que construir y nutrir el matrimonio. Recordemos siempre que el matrimonio, más allá de los retos y las dificultades, es un sacramento de amor y unidad que refleja el amor de Dios por cada uno de nosotros.

0 comentarios
bottom of page