top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Suicidio por videollamada

En Estados Unidos legalizan la muerte asistida a distancia.
 

La impersonalidad y el desprecio de la vida siempre tiene un capítulo más, ahora el estado de Vermont, del país de las “libertades”, legalizó el 27 de abril el “suicidio asistido a distancia”.


Queda autorizada la prescripción remota de medicamentos letales, sin presencialidad ni reunión previa entre el médico que recomienda el fármaco letal y el paciente terminal.

Por lo cual un médico no estará sujeto a ninguna responsabilidad civil o penal o acción disciplinaria profesional si prescribe por cualquier plataforma de videllamada un medicamento letal para su autoadministración dejando constancia documentada de que hubo dos solicitudes verbales del paciente que sufría una condición terminal en base a los registros médicos relevantes y el examen físico realizado por parte de un médico, que no tiene por qué ser el mismo que receta el fármaco mortal.


De esta manera queda autorizada la prescripción remota de medicamentos letales, sin presencialidad ni reunión previa entre el médico que recomienda el fármaco letal y el paciente terminal.


En este sentido, la carga moral del médico es más llevadera o liviana al no tener que reconocer ni comprobar la voluntad y el estado clínico real del solicitante del suicidio asistido.


En definitiva, la dignidad humana y su existencia deja de ser un derecho a custodiar y proteger, y pasa a ser un deseo y sentimiento subjetivo que atender en perjuicio de la deontología médica y de la existencia indolora del paciente terminal (cuidados paliativos).

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page