top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Expulsan a sacerdote de Rusia

El gobierno de Vladimir Putin restringe la "libre opinión", prohíbe o echa del país a quien piensa distinto.

 


Según anunciaron los propios feligreses en los canales sociales, en la víspera de Pascua “las autoridades rusas hicieron un regalo de Pascua a los católicos, expulsando en 24 horas al sacerdote de la parroquia moscovita de los Santos Pedro y Pablo, el padre Fernando Vera, sin permitirle siquiera celebrar las liturgias de la Vigilia y del Día de Pascua”. Al sacerdote mexicano del Opus Dei, que lleva siete años sirviendo en Rusia, se le retiró el permiso de residencia sin ninguna explicación, dándole sólo un día para regresar a su país.


Los fieles indicaron que “el padre Fernando tiene la costumbre de llamar a las cosas por su nombre, pero hoy en día esto no se considera una virtud civil. Incluso con la debida precaución, es difícil no caer en el delito de 'difamación de las autoridades y el ejército'”, aunque sólo se mencione la “guerra” que se está librando en Ucrania. Mientras que esto puede costar a los ciudadanos rusos fuertes multas o incluso la detención y el encarcelamiento, para un misionero extranjero significa perder el derecho a permanecer en su puesto.


La expulsión de misioneros no es nada nuevo en Rusia, y ya en los primeros años del régimen de Putin hubo varios casos, lo que indica el deseo de los rusos de alejar las “influencias extranjeras”. Durante años, los católicos rusos mantuvieron un perfil bajo, evitando iniciativas que pudieran ser acusadas de proselitismo y profesando una lealtad absoluta a las autoridades y sus instrucciones, pero está claro que esto no es suficiente.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page