top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Trabajar por el reino de Dios

El Papa Francisco antes del Ángelus indicó que todos los fieles están llamados a evangelizar, y la forma es a través del ejemplo. “Se pueden hacer planes pastorales perfectos, pero si no hay disponibilidad para la fraternidad, la misión evangélica no avanza”, subrayó.
 

Los discípulos tienen la tarea de preparar a las personas para recibir a Jesús, y lo cual no se lleva a cabo con un instructivo sino con el testimonio, el ejemplo, explicó esta mañana Francisco antes del Ángelus presidido en la plaza San Pedro de Roma (Italia) frente a una multitud de fieles, al comentar el Evangelio en el que “el Señor designó a otros setenta y dos [discípulos] y los envió de dos en dos delante de él a todas las ciudades y lugares a los que iba a ir” (Lc 10,1).


“La vida misma de los discípulos anuncia el Evangelio.”

El Maestro envía a los discípulos de dos en dos, y los llama “obreros”, es decir, que están llamados a “trabajar”, a evangelizar “por medio de su comportamiento”, dijo el Santo Padre.




EVANGELIZAR CON EL EJEMPLO

Los discípulos, indicó el Papa, no son personas que dan discursos para convencer al otro, sino que “la vida misma de ellos anuncia el Evangelio”.



Por eso el Santo Padre advirtió que “se pueden hacer planes pastorales perfectos, poner en marcha proyectos bien elaborados, organizarse hasta el más mínimo detalle; se pueden convocar multitudes y disponer de muchos medios; pero si no hay disponibilidad para la fraternidad, la misión evangélica no avanza”.

0 comentarios

Comments


bottom of page