top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Tiempo para la Madre

En la festividad de la Asunción de María el Papa indicó que hay que dedicarle un tiempo para orar ante la Virgen y pidió por la paz en Ucrania.
 

“Feliz día de la Asunción”, deseó ayer el Francisco a los presentes en la plaza San Pedro y todos los fieles del mundo en el día de la festividad de Nuestra Señora de la Asunción.


"Sigamos invocando la intercesión de la Virgen para que Dios conceda la paz al mundo, y recemos en particular por el pueblo ucraniano"

Antes del rezo del Ángelus, el Papa exhortó a los feligreses a "visitar un santuario mariano" para "venerar a Nuestra Madre celestial", y recordó que muchos acuden a la basílica de Santa María la Mayor para orar ante la Salus Populi Romani, la patrona de la “Ciudad eterna”.


Además, remarcó que allí está la estatua de la Virgen María Reina de la Paz, colocada por Benedicto XV. Precisamente ante esta imagen el Francisco rezó el 31 de mayo en la conclusión del mes mariano, un rosario por la paz y, en su súplica, imploró: “reconcilia los corazones llenos de violencia y de venganza”.


"Sigamos invocando la intercesión de la Virgen para que Dios conceda la paz al mundo, y recemos en particular por el pueblo ucraniano", concluyó el Pontífice en su mensaje.

Commentaires


bottom of page