top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Reconocer a Dios en todo momento

"Para experimentar el amor que el Señor nos tiene no debemos alejarnos de la verdad", asegura el padre Rafael de Tomás Ferrer en su reflexión de la primera lectura de hoy (Jer. 2, 1-3. 7-8. 12-13).
 

El Señor me dirigió la palabra:

«Grita y que te oiga todo Jerusalén:

Esto dice el Señor:

Recuerdo tu cariño juvenil,

el amor que me tenías de novia,

cuando ibas tras de mí por el desierto,

por tierra que nadie siembra.


Os traje a una tierra de huertos, para comer sus frutos deliciosos; pero entrasteis y profanasteis mi tierra, hicisteis abominable mi heredad.

Israel era sagrada para el Señor,

fruto primero de su cosecha:

quien probaba de ella la pagaba,

la desgracia caía sobre él

—oráculo del Señor—.

Os traje a una tierra de huertos,

para comer sus frutos deliciosos;

pero entrasteis y profanasteis mi tierra,

hicisteis abominable mi heredad.


Los sacerdotes no preguntaban:

“¿Dónde está el Señor?”.

Los expertos en leyes no me reconocían;

los pastores se rebelaban contra mí,

los profetas profetizaban por Baal,

fueron tras ídolos que no sirven de nada.

Espantaos, cielos, de ello,

horrorizaos y temblad aterrados

—oráculo del Señor—,

pues una doble maldad

ha cometido mí pueblo:

me abandonaron a mí,

fuente de agua viva,

y se cavaron aljibes,

aljibes agrietados

que no retienen agua».

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page