top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Prepararse para la vida eterna

"Nos preparamos para que el primer mundo pase y Dios nos libere de la muerte", asegura el padre Rafael de Tomás Ferrer en la reflexión de la primera lectura de hoy (Ap. 21, 1-4).
 

Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existe.


"Él enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor."

Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, preparada como una novia ataviada para su esposo.


Entonces oí una gran voz que decía desde el trono: He aquí, el tabernáculo de Dios está entre los hombres, y Él habitará entre ellos y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará entre ellos.


Él enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado.


Y el que estaba sentado en el trono dijo: "Todo lo hago nuevo".

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page