top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

La Virgen de Guadalupe en Tierra Santa

Construirán una capilla dedicada a la Patrona de América en la región donde nació Jesús.
 

Imagen de la Virgen de Guadalupe en el santuario de México.


En una jornada histórica, alrededor de 50 peregrinos participaron el 6 de octubre en Tierra Santa de la colocación de la piedra fundacional de la que será la capilla dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe.


Feligreses procedentes de las diócesis de Toledo, Mérida-Badajoz, Coria-Cáceres y Plasencia peregrinaron del 2 al 9 de este mes hasta el Campo de los Pastores, en las inmediaciones de la ciudad de Belén, donde se construirá el templo. Estuvieron acompañados por el arzobispo de Toledo y primado de España, monseñor Francisco Cerro Chaves.

 
 

PIEDRA FUNDACIONAL

Los fieles se acercaron en la mañana del jueves 6 hasta Beit Sahour, cuya población es mayoritariamente cristiana, y donde se ubica el conocido Campo de los Pastores, en las inmediaciones de la ciudad de Belén, perteneciente a la Custodia Franciscana de Tierra Santa, para participar de ceremonia por la colocación de la primera piedra de la iglesia dedicada a la Patrona de América.


Piedra fundacional.


Durante la homilía, monseñor Cerro Chaves manifestó el gozo que supone la construcción de la futura capilla dedicada a la Virgen de Guadalupe, en un lugar “tan singular y de tanto gozo por la vinculación que posee con la alegría recibida por los pastores ante el nacimiento del Salvador”.


Al finalizar la Eucaristía entregó a todos los peregrinos una pequeña imagen de la advocación mariana plasmada en madera de olivo y elaborada en Belén, para posteriormente acudir en procesión hasta el lugar exacto donde se construirá la capilla.

 
 

AZULEJO CONMEMORATIVO

En el lugar exacto de la futura capilla, se procedió a la bendición de la primera piedra, quedando al descubierto un azulejo “que no fue enterrado, sino que quedó a la vista, en un pequeño monolito”.


Acta del compromiso de construcción de la capilla.


Si depositaron en la tierra un cofre que en su interior tiene un pequeño corazón elaborado con madera de olivo de Belén, “simbolizando la unión entre la Tierra Santa y Nuestra Señora de Guadalupe”.


Igualmente se depositó una cruz de tau, también elaborada en madera, como símbolo de la familia franciscana, quien custodia la Tierra Santa. Asimismo, se introdujo un sobre que contiene un billete de 5 euros, junto al acta firmada por el arzobispo de Toledo, donde se recoge este momento histórico.

 
 

CAPILLA FRUTO DEL JUBILEO

La construcción de esta capilla es uno de los frutos del año jubilar guadalupense que concluyó el 10 de septiembre y que monseñor Cerro presentó a través de una carta dirigida a “todos los peregrinos y devotos de la Virgen de Guadalupe”.

0 comentarios
bottom of page