top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Iglesia de puertas abiertas

El Santo Padre recibió a los participantes de la iniciativa "Hospitales abiertos" en Siria, gestionada por la Fundación AVSI, que también lleva adelante proyectos en Paraguay.
 

“Pensando en Siria, vienen a la mente las palabras del Libro de las Lamentaciones: ‘Porque tu desastre es inmenso como el mar: ¿quién te sanará?’ (2,13)”. Con esas palabras el Papa Francisco recibió esta mañana en la sala Clementina del Vaticano a la Fundación AVSI, una organización sin fines de lucro que gestiona la iniciativa “Hospitales abiertos” en Siria.


En el encuentro el Santo Padre recordó la gravedad de la situación en ese país en el que hay un considerado “número indeterminado” de muertos y heridos, destrucción de barrios y pueblos, que trajo consigo “el creciente colapso socio-económico, la pobreza y el hambre en niveles impresionantes”.



IGLESIA, HOSPITAL DE CAMPAÑA

El Sucesor de Pedro contó que recibió como regalo la obra de un artista que, inspirándose en una fotografía, retrató a un papá sirio, sin fuerza, llevando a su hijo sobre los hombros. “Es uno de los catorce millones de desplazados internos y refugiados, más de la mitad de la población siria anterior al conflicto”, constató Francisco.


Frente a esta realidad de inmenso sufrimiento, el Pontífice insistió en el rol sanador que debe cumplir la Iglesia, tanto para curar las heridas espirituales como físicas.


En ese sentido indicó que el proyecto de "Hospitales abiertos" está comprometido con el apoyo a los tres nosocomios católicos que funcionan en Siria desde hace unos cien años, y a cuatro ambulatorios. "Nacieron bajo el patrocinio del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y se apoya en la generosidad de instituciones eclesiásticas -la Fundación Papal y algunas Conferencias Episcopales-, de algunos organismos gubernamentales -el húngaro y el italiano-, de instituciones humanitarias católicas y de muchas personas generosas", destacó, al tiempo que señaló que “son hospitales abiertos a los pacientes pobres, sin distinción de afiliación, ya sea étnica o religiosa".


“Esta característica expresa una Iglesia que quiere ser un hogar de puertas abiertas y un lugar de fraternidad humana”, subrayó.



 
 


CRISTO, EL BUEN SAMARITANO

En alusión al icono de Jesús el Buen Samaritano que le obsequiaron, el Pontífice realizó un paralelismo con la situación del país, atacado, asaltado y abandonado medio muerta en el arcén. "Pero no olvidados y abandonados por Cristo, el buen samaritano, y por tantos buenos samaritanos: individuos, asociaciones, instituciones. Algunos centenares de estos buenos samaritanos, incluidos algunos voluntarios, perdieron la vida acudiendo en ayuda del prójimo. A ellos va toda nuestra gratitud", remarcó.



FUNDACIÓN PRESENTE EN PARAGUAY

AVSI se encuentra en Asunción desde 1987 donde gestionan proyectos educativos, y también llevan adelante una iniciativa de desarrollo de la salud en Villarrica con la colaboración de la Universidad Católica del Paraguay.


Asimismo, apoyaron el lanzamiento de la escuela Santa Caterina da Siena, un colegio primaria de calidad abierta a todos los grupos sociales.


La fundación está presente en el país con un proyecto de apoyo a distancia para permitir que los niños en condiciones de pobreza severa accedan a la escuela "Pai Alberto", en la parroquia del Padre Aldo Trento, y reciban una atención adecuada para su crecimiento.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page