top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres

"Estamos llamados a la conversión y seguir al Señor", asegura el padre Rafael de Tomás Ferrer en su reflexión de la primera lectura de hoy (1 Cor. 6, 1-11).
 

Hermanos:

¿Hay alguien entre vosotros que, teniendo un pleito con otro, se atreve a llevarlo a juicio ante los impíos y no ante los santos?


"Fuisteis lavados, santificados, justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios."

¿Habéis olvidado que los santos juzgarán el universo? Pues si vosotros vais a juzgar al mundo, ¿no estaréis a la altura de juzgar minucias?


Recordad que juzgaremos a ángeles; cuánto más, asuntos de la vida ordinaria. De manera que para juzgar los asuntos ordinarios dais jurisdicción a gente que en la Iglesia no cuenta.


¿No os da vergüenza? ¿Es que no hay entre vosotros ningún entendido que sea capaz de arbitrar entre dos hermanos?


No señor, un hermano tiene que estar en pleito con otro y además entre gentiles.


Desde cualquier punto de vista ya es un fallo que haya pleitos entre vosotros.


¿No estaría mejor sufrir la injusticia? ¿No estaría mejor dejarse robar?


En cambio, sois vosotros los injustos y los ladrones, y eso con hermanos vuestros.


¿No sabéis que ningún malhechor heredará el reino de Dios? No os hagáis ilusiones: los inmorales, idólatras, adúlteros, lujuriosos, invertidos, ladrones, codiciosos, borrachos, difamadores o estafadores no heredarán el reino de Dios. Así erais algunos antes.


Pero fuisteis lavados, santificados, justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page