top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Gran Canciller versus cardenal

Monseñor Francisco Javier Pistilli señaló que el pedido del purpurado Adalberto Martínez Flores de desvincular de la Universidad Católica a un docente, debe ser analizado de acuerdo a los estatutos promulgados por la Conferencia Episcopal Paraguaya y la Santa Sede.
 

El Gran Canciller monseñor Francisco Javier Pistilli y el rector padre Narciso Velázquez Ferreira, autoridades de la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción".


El cardenal Adalberto Martínez Flores solicitó al rector de la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción”, padre Narciso Velázquez Ferreira, la desvinculación del abogado Cristian Kriskovich —integra el cuerpo docente de la entidad—, acusado de acoso sexual por Belén Whittingslow en 2015 cuya denuncia fue desestimada por la justicia, y que además la exalumna de la entidad está imputada en una causa por compra de notas en la casa de estudios.


Ante este pedido, el Gran Canciller de la Universidad Católica, monseñor Francisco Javier Pistilli, emitió un comunicado en el que explicó que existe un estatuto para tomar una decisión respecto al pedido del purpurado.

 
 

En el comunicado señaló que el rector de la casa de altos estudios responde al Alto Gobierno de la misma, conformado por la Asamblea de la Conferencia Episcopal Paraguaya y al Gran Canciller. Además, indicó que la solicitud presentada por el cardenal fue dirigida en forma directa al rector de la universidad y que está siendo estudiada de acuerdo a los estatutos promulgados por la Conferencia Episcopal Paraguaya y la Santa Sede.


En el documento enfatizó que la naturaleza del contenido de la solicitud requiere de un discernimiento y jurisprudencia para actuar en el marco definido canónica y legalmente, por lo que “los frutos del estudio serán comunicados en su momento a las instancias que corresponda”.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page