top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

“El horror es desgarrador”

El secretario para las Relaciones con los Estados del Vaticano viajó a Ucrania enviado por el Papa Francisco, y destacó que lo que se vive es desolador. "Las heridas son muy profundas", subrayó.
 

Postal de una masacre.


“No es lo mismo ver la guerra por televisión que estar aquí”, expresó el secretario para las Relaciones con los Estados del Vaticano, arzobispo Paul Richard Gallagher, que se encuentra en Ucrania desde el 18 de mayo enviado por el Papa Francisco con el propósito de alcanzar la paz en el lugar invadido por Rusia.


La postal de lo que está viviendo es propia de una película de John Carpenter, con la diferencia que las profundas heridas de un pueblo son reales al igual que la angustia ante los cadáveres encontrados en las fosas comunes de Bucha donde exhumaron alrededor de 100 cuerpos sin nombre, incluidos niños. La necesidad de paz para calmar el dolor de quienes viven el horror es inminente.


Testimonios fotográficos de civiles asesinados en Bucha, en la Iglesia Ortodoxa Ucraniana de San Andrés. (Fotografía: Vatican Media)


“Las heridas son profundas: es difícil hablar ahora de paz, de reconciliación, porque en el corazón de la gente el sufrimiento, las heridas son tan profundas que hay que dar tiempo, dejar que la gente hable, que exprese tantos sentimientos negativos hacia los demás”.


LA REALIDAD, MUERTOS

El enviado del Papa Francisco reza ante una común con cientos de cuerpos de adultos y niños sin identificar. (Fotografía: Vatican Media)


"Esta experiencia me conmueve profundamente, porque uno va a un pueblo, a Bucha, por ejemplo, supermoderno, y se encuentra con esta realidad, aquí se enterraron cientos de personas. No se puede imaginar... Luego vimos las imágenes en la cripta de la iglesia ortodoxa, las fotografías tomadas en el momento de la exhumación... esto, por supuesto, es desgarrador", describió monseñor Gallagher, al tiempo que indicó que en ese país se vive “una crisis humanitaria tremenda”.



PROFUNDO DOLOR

El prelado visita el seminario de Kiev saqueado por militares rusos, quien robaron el cáliz utilizado por san Juan Pablo II en su visita a Ucrania en 2001. (Fotografía: Vatican Media)


El enviado del Papa, en una reflexión sentida manifestó que lo que padecen los ucranianos “es un horror”, más aun sabiendo que “fueron hechas por hombres a otros hombres, y hechas gratuitamente, hechas a civiles, hechas de una manera completamente bárbara”. “Somos testigos del sufrimiento y el martirio de este país", lamentó.


“Tenemos que rezar para que el Señor, que es realmente la única salvación, nos dé la gracia de curar estas heridas y que la gente pueda seguir adelante”.


EN BUSCA DE LA PAZ CON HERIDAS PROFUNDAS

Arribo del arzobispo a Ucrania. (Fotografía: Vatican Media)


El arzobispo, consultado por Vatican News sobre cómo es posible encontrar la paz en un país que sufre la barbarie de la guerra, indicó que se va a necesitar mucho tiempo para encontrar la paz con Rusia, ya que “las heridas son profundas”, pero que rápidamente la encontrarán entre sus compatriotas.


“Las heridas son profundas: es difícil hablar ahora de paz, de reconciliación, porque en el corazón de la gente el sufrimiento, las heridas son tan profundas que hay que dar tiempo, dejar que la gente hable, que exprese tantos sentimientos negativos hacia los demás”, subrayó Paul Richard, y destacó que “por eso tenemos que rezar para que el Señor, que es realmente la única salvación, nos dé la gracia de curar estas heridas y que la gente pueda seguir adelante”.


Del mismo modo, indicó que en esta visita pastoral le llamo la atención la determinación del pueblo ucraniano “tratando de hacer de esta primavera que se ve en los campos, bosques y selvas, un renacimiento para este país”. “Están tratando de reconstruir, de limpiar, de restaurar las cosas, con gran espíritu, con gran valor, t merecen todo nuestro aprecio y estima", aseguró.



FRANCISCO BREGA POR LA PAZ

"La Santa Sede reitera su disposición a favorecer un verdadero proceso de negociación, considerándolo el camino correcto para una resolución justa y permanente", aseguró hoy en conferencia de prensa mons. Gallagher, junto al Ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba. (Fotografía: Vatican Media)


Monseñor Gallagher reiteró el deseo del Papa de ayudar a llevar la paz a Ucrania, respetando al mismo tiempo "el derecho soberano del pueblo ucraniano y de sus líderes" a decidir mediante qué negociaciones y acciones alcanzar la paz.


“En nuestros contactos con los otros siempre hemos afirmado que la Santa Sede sigue comprometida totalmente con la integridad territorial de Ucrania”, expresó.



(Vatican News / Adaptada por Juan Marinangeli)

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page