top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

El amor de Dios es eterno

"Estamos llamados a vivir sabiendo que el amor del Señor salva", asegura el padre Rafael de Tomás Ferrer en su reflexión de la primera lectura de hoy (Jer. 31, 1-7).
 

En aquel tiempo —oráculo del Señor—,

seré el Dios de todas las tribus de Israel,

y ellas serán mi pueblo.


"¡El Señor ha salvado a su pueblo, ha salvado al resto de Israel!"

Esto dice el Señor:

«Encontró mi favor en el desierto

el pueblo que escapó de la espada;

Israel camina a su descanso.


El Señor se le apareció de lejos:

Con amor eterno te amé,

por eso prolongué mi misericordia para contigo.


Te construiré, serás reconstruida,

doncella capital de Israel;

volverás a llevar tus adornos,

bailarás entre corros de fiesta.


Volverás a plantar viñas

allá por los montes de Samaría;

las plantarán y vendimiarán.


“Es de día” gritarán los centinelas

arriba, en la montaña de Efraín:

“En marcha, vayamos a Sion,

donde está el Señor nuestro Dios”».

Porque esto dice el Señor:

«Gritad de alegría por Jacob,

regocijaos por la flor de los pueblos;

proclamad, alabad y decid:

¡El Señor ha salvado a su pueblo,

ha salvado al resto de Israel!».

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page