top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Colegios católicos, más acción y menos slogan

"No le pueden dar a los jóvenes lo que no tienen dentro de ustedes", señaló el Papa Francisco en un encuentro con educadores cristianos.
 

Papa Francisco junto a los Lasallitas. (Fotografía: Vatican Media)


Los Hermanos de Escuelas Cristianas, más conocidos como Lasallistas, fueron recibidos el 21 de mayo por el Papa Francisco en el marco del XLVI Capitulo General que celebraron en Roma (Italia) bajo el lema “Construir nuevos caminos para transformar vidas”.


En referencia al enunciado Francisco indicó que es una labor construir nuevos caminos, pero recordó que el camino verdaderamente nuevo es Jesucristo: siguiéndolo, caminando con Él, nuestra vida se transforma, y nosotros a su vez nos convertimos en levadura, en sal, en luz”.




LA EDUCACIÓN, UN REGALO

Presentes en alrededor de 100 países, el carisma de san Juan Bautista de la Salle realiza un trabajo inmenso en colegios y universidades, “porque la labor educativa es un gran regalo —aseguró Francisco— ante todo para quienes la llevan adelante”.


“[Los formadores] educan en la responsabilidad, creatividad, convivencia, justicia y paz; en la vida interior, a ser abiertos a lo trascendente, al sentido del asombro y de la contemplación frente al misterio de la vida y de la Creación.”

EDUCAR EN VALORES

El Pontífice manifestó que quienes forman a las futuras generaciones “educan en la responsabilidad, creatividad, convivencia, justicia y paz; en la vida interior, a ser abiertos a lo trascendente, al sentido del asombro y de la contemplación frente al misterio de la vida y de la Creación”.


Esa enseñanza, indicó el Santo Padre, los lasallistas la viven en Jesucristo.



TRABAJO CONJUNTO

El vicario de Cristo expuso una realidad crítica que se vive en la actualidad, un pacto educativo que se rompió, “está roto, y ahora el Estado, los educadores y las familias están separados”.

Asimismo, indicó que la emergencia educativa se volvió más aguda por la pandemia, algo que la comunidad cristiana no solo lo sabe, sino que busca “construir nuevos caminos para transformar el estilo de vida, pasar de un mundo cerrado a un mundo abierto; de una cultura del ‘usa y tira’ a una cultura del cuidado”.




EDUCAR CON EL EJEMPLO

“No pueden dar a los jóvenes lo que no tienen dentro de ustedes”, aseveró el Santo Padre, quien reconoció: “no tengo nada que enseñarles en esto, sino solo, como hermano, quiero recordárselos: testimonio”. “Que sus escuelas sean cristianas no de nombre sino de hecho”, concluyó.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page