top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

México, el país más peligroso para ejercer el sacerdocio

En el país de la Virgen de Guadalupe hubo 79 atentados contra miembros de la Iglesia Católica.
 

El padre Alejo Jiménez Juárez fue asesinado en 2016 en Veracruz.


Hay muchos territorios hostiles para la evangelización, algunos en África, otros en Asia, y ahora lamentablemente se suma un país de América Latina, México.


Este territorio tiene la triste estadística de 79 personas vinculada con la Iglesia que fueron agredidas, concretamente un cardenal, 61 sacerdotes, un diácono, cuatro religiosos, nueve laicos y una periodista católica, además de dos presbíteros desaparecidos. Cuatro de los homicidios contra sacerdotes se produjeron en lo que va del periodo del presidente Andrés Manuel López Obrador, mientras que 14 se realizaron de 2012 a 2015.

 
 

Los delitos de extorsión y fraudes contra sacerdotes y religiosos, así como ataques a templos católicos, fueron en aumento desde que esta el actual mandatario.


Estos datos son evidentes por las denuncias en medios y redes sociales de los obispos al advertir las modalidades que realizan los delincuentes y que van mutando conforme lo exigen las necesidades de acopio de dinero que se obtiene de forma ilícita.


Desafortunadamente, la cifra negra es superior a las denuncias presentadas. Ni las fiscalías estatales o la Fiscalía General de la República dieron repuestas claras a este fenómeno, por el contrario, las investigaciones son irregulares y con grandes vacíos.


Más del 80% de los casos de asesinatos, extorsiones, ataques y robos contra templos católicos no fueron resueltos.


 

Informe del Centro Católico Multimedia:


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page