top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

La esencia de la Semana Santa en Paraguay: entre tradiciones ancestrales y devoción popular

Una de las celebraciones más importantes del catolicismo fusiona costumbres autóctonas y devoción religiosa, brindando a propios y visitantes una experiencia única y enriquecedora.
 

Vía crucis viviente: escenificación de la crucifixión de Jesús. (Fotografía de archivo)


La Semana Mayor es una de las celebraciones más importantes del calendario litúrgico. Esta tradición en el Paraguay se remonta a la época de la colonia y fue influenciada por la cultura indígena y española.


Durante esta semana, gran parte de los habitantes del país se sumergen en un período de recogimiento, silencio, paciencia, ayuno y abstinencia. El trabajo se reduce a lo indispensable, y se practica obras de caridad. Además, la gastronomía se enriquece con una variedad de platos típicos que se consumen durante esta época, como la sopa paraguaya, el chipa guazú, el vorí vorí, y los platos de pescado, entre otros.

 
 
LA ENTRADA TRIUNFAL

La semana comienza con el Domingo de Ramos, que conmemora la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén. El pueblo acude a la iglesia llevando hojas de palma pindó, primorosamente trabajadas, tejidas o trenzadas, y hojas de laurel.


Domingo de Ramos en Asunción. (Fotografía de archivo)


Generalmente en las plazas frente a la iglesia, el pueblo rodea al Señor de las Palmas, montado en un burrito, llevado en andas. El sacerdote bendice ramos, y a la muchedumbre, y luego se inicia la procesión hacia el templo, entonando el canto o himno de entrada a Jerusalén.


Ingreso de Jesús triunfante en la catedral de Asunción. (Fotografía de archivo)


LA PASIÓN DE CRISTO

El Jueves Santo se recuerda la última cena de Jesús con sus apóstoles y la institución de la Eucaristía. Por la noche, se celebra la misa de la Cena del Señor, con la ceremonia del lavatorio de los Pies. Después sigue la adoración del Santísimo Sacramento.


Tradicional lavado de los pies. (Fotografía de archivo)


Desde el Gloria de la misa de este día hasta el Gloria del sábado no se tocan las campanas ni se señalan las horas ni los actos litúrgicos; se los indica con toque de matracas. Los altares quedan desnudos y las imágenes se cubren con telas de color lila en señal de duelo.


El Viernes Santo, crucifixión y la pasión de Cristo. Poco antes del mediodía se realiza el solemne vía crucis y se coloca a Jesús en la cruz en el calvario ya instalado. La liturgia sigue con la lectura de las siete palabras y el sacerdote pronuncia el Sermón de las Siete Palabras en Agonía, recordando las que durante su agonía pronunció Cristo Crucificado.


Escenificación de Cristo camino al Gólgota realizada por el grupo Crisma en la parroquia Domingo Savio de Fernando de la Mora. (Fotografía de archivo)

En la iglesia, se realiza una procesión interna, en grupos, rezando ante cada uno de los cuadros que señalan las 14 estaciones del camino del Señor.


Después de la procesión, en algunos lugares simbolizan el entierro colocando el “féretro” rodeado de cirios encendidos. Y comienza la adoración de Cristo, el Tupaitú. Los fieles desfilan ante la imagen, orando, y se inclinan a besarla, generalmente los pies.


Programa de celebraciones de Semana Santa que se oficiarán en catedral de Asunción.


El Sábado Santo es un día de silencio y espera, en el que la iglesia permanece vacía y en algunos sitios cerrada durante todo la jornada. Se cree que en este día Jesús descendió al infierno para liberar a las almas de los justos que esperaban la redención. Por la noche, se celebra la Vigilia Pascual, que es la celebración más importante de la Semana Santa, que conmemora la Resurrección de Jesucristo. En esta se enciende el Cirio Pascual, que simboliza la luz de Cristo resucitado.

 
 

El Domingo de Pascua, Resurrección de Jesucristo. Durante esta celebración, la iglesia se llena de alegría y júbilo, y se realizan procesiones en las que se lleva al Niño Jesús en un paseo triunfal por las calles.

 
 

En esta fecha, se reúnen las familias para compartir la alegría de la Resurrección, y se degustan los platos típicos de la gastronomía paraguaya, como el chipa, el pastel mandi'o, y otros dulces.


Una tradición de más de ocho décadas: los "estacioneros" son un grupo de personas que tienen por objetivo acompañar el vía crucis interpretando canciones que transmiten la Pasión y Muerte de Jesús. (Fotografía de archivo)


VESTIMENTA Y SÍMBOLOS

Durante la Semana Santa, las mujeres más devotas suelen vestirse de luto, con vestidos y mantos negros, mientras que los hombres pueden llevar una cinta negra en la solapa del saco o en la manga de la camisa. Las imágenes de la iglesia se cubren con paños morados en señal de luto.

 
 
COSTUMBRES Y PRÁCTICAS

La Semana Santa en Paraguay está marcada por el recogimiento, el silencio y la austeridad. Durante estos días, las personas evitan hacer ruido, bailar, cantar o realizar actividades recreativas. En cambio, se dedican a la oración, la visita a enfermos y presos, y la realización de obras de caridad.


Escena de la crucifixión interpretada por el grupo de teatro Crisma de la diócesis de San Lorenzo. (Fotografía de archivo)


La Semana Santa en Paraguay es una tradición muy arraigada en los habitantes del país, que combina elementos de la cultura indígena y española, y que se celebra con mucha devoción y respeto.

0 comentarios
bottom of page