top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Tomismo, búsqueda constante de la Verdad

El Santo Padre recibió a los participantes en el XI Congreso Internacional de Tomismo. “Santo Tomás fue una luz para el pensamiento de la Iglesia, y debemos defenderlo de todos esos reduccionismos intelectualistas”, subrayó.
 

El Santo Padre reunido con los participantes del congreso tomista.


El Papa Francisco se reunió esta mañana con los participantes del XI Congreso Internacional de Tomismo, promovido por la Pontificia Academia de Santo Tomás.


En el encuentro que se realizó en la sala Clementina del Vaticano, el Santo Padre explicó, en referencia a santo Tomas de Aquino, que muchas veces cuando se quiere interpretar pensamiento de alguien se cae en la instrumentación, cuando “el primer paso es la contemplación, para ser recibidos en ese pensamiento magistral, y el segundo la explicación”.


“La búsqueda apasionada de Dios es simultáneamente oración y contemplación, de modo que santo Tomás es un modelo de teología que nace y crece en la atmósfera de la adoración”

En esa línea, indicó que “el maestro es el que hace escuela, que pone en marcha toda una corriente de pensamiento”. “Nunca utilicen al maestro para las cosas que pienso, sino pon las cosas que pienso a la luz del maestro, deja que la luz del maestro interprete esto”, destacó.


Por lo que el Obispo de Roma señaló que antes de hablar de santo Tomás “hay que contemplar al maestro, comprender más allá del pensamiento intelectual lo que él vivió y lo que quiso decirnos”.


Santo Tomás fue una luz para el pensamiento de la Iglesia, y debemos defenderlo de todos esos reduccionismos intelectualistas que aprisionan la grandeza de su pensamiento magistral”, sostuvo.


 
 


BUSCAR A DIOS

En contexto al séptimo centenario de la canonización de santo Tomás de Aquino que se celebrará el próximo año, el vicario de Cristo destacó que ese evento “recuerda que este gran teólogo es ante todo un santo, un fiel discípulo de la Sabiduría Encarnada.



Del mismo modo, recordó que santo Tomás era un hombre apasionado por la verdad, un incansable buscador del rostro de Dios, por lo que afirmó que perseguir el intellectus fidei no es opcional para el creyente, “sino que forma parte del dinamismo mismo de su fe”.


“La búsqueda apasionada de Dios es simultáneamente oración y contemplación, de modo que santo Tomás es un modelo de teología que nace y crece en la atmósfera de la adoración”, expresó.


 
 


FE Y RAZÓN

Jorge Bergoglio en otro pasaje de su alocución puntualizó en que Tomás de Aquino en su búsqueda incansable de la verdad utiliza dos pilares: fe y razón.



San Pablo VI escribió: “El punto central y casi el núcleo de la solución que santo Tomás dio al problema de la nueva confrontación entre la razón y la fe con el genio de su intuición profética, fue el de la conciliación entre la secularidad del mundo y la radicalidad del Evangelio, escapando así de la tendencia antinatural a negar el mundo y sus valores, sin dejar por ello de responder a las exigencias supremas e inflexibles del orden sobrenatural”.


“El cristiano, por tanto, no teme entablar un sincero diálogo racional con la cultura de su tiempo, convencido, según la fórmula ambrosiana querida por Tomás, de que toda verdad, sea quien sea el que la diga, procede del Espíritu Santo, manifestó Francisco

0 comentarios

Σχόλια


bottom of page