top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Siete décadas del primer santuario bendecido por el padre Kentenich en Argentina

La familia de Schoenstatt realizará varias actividades para festejar los 70 años de su primer santuario en el país. El Papa Francisco envió saludos por el aniversario.
 

El padre José Kentenich bendijo el santuario de Nuevo Schoenstatt (Florencio Varela, Buenos Aires) el 20 de enero de 1952.


El padre José Kentenich en 1952 llegó a la Argentina y bendijo el primer santuario de Schoenstatt (Florencio Varela, Buenos Aires) en ese país. En el marco del 70 aniversario la comunidad realizará diferentes actividades bajo el lema “Desciende Madre, quédate con nosotros”.

 
 

FESTEJOS

Como ya es tradicional en Nuevo Schoenstatt (Misiones 2501, Florencio Varela), el 9 de octubre, al inicio de la "Semana de Alianza", salió en procesión la imagen de la Madre Tres Veces Admirable por el barrio de la localidad bonaerense.


En el predio fue inaugurado “El Camino del Padre”, una muestra ubicada en el camino de casuarinas que cuenta en su recorrido los hitos de la vida del fundador.


A lo largo de la semana, los fieles tienen la posibilidad de renovar su Alianza de Amor en el santuario nacional, mientras que los nuevos aliados la sellarán el 18 de octubre, fecha en que se conmemora la primera Alianza de Amor con la Mater.

 
 

En esa fecha se llevará a cabo el cierre de la "Semana de Alianza", que contará con bailes folclóricos a las 17, y a las 18 se llevará a cabo la entrada de la imagen de la Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt junto a los santos patronos de las parroquias y capillas que haya recorrido.


Luego de la misa presidida por el padre Pablo Pérez, director nacional del movimiento, tendrá lugar la tradicional peregrinación de la imagen hasta el santuario. La romería finalizará con el gesto del abrazo al templo donde los pañuelos de los peregrinos formarán un lazo, expresión del pedido de unirnos como fieles.


 
 

FRANCISCO PRESENTE

El Papa se hizo presente en el aniversario con una carta en la que le pidió a la comunidad que “supliquen a la Mater por la paz en el mundo”.


También expresó su anhelo de “que esta celebración sea una ocasión para renovar la fe y la gratitud a Dios por tantas gracias derramadas en estos 70 años y, a la vez, las ayude a continuar realizando con entusiasmo la misión recibida”.

bottom of page