top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Religión “amordazada”

Francisco asegura que parte del clero se resiste a los cambios.
 

El Papa Francisco en la reunión que mantuvo el 19 de mayo con directores de revistas jesuitas. (Fotografía: Vatican Media)


El Santo Padre señaló que los católicos tradicionalistas “amordazan” las reformas de modernización de la Iglesia.


El Obispo de Roma, durante una reunión que mantuvo el 19 de mayo con directores de revistas jesuitas —la cual fue publicada a mediados de este mes por "La Civilta Cattolica"—indicó que estaba convencido que algunos sacerdotes jamás aceptaron el Concilio Vaticano II que condujo al oficio religioso en lenguas locales en lugar del latín, fortificó las relaciones ecuménicas y le dio un papel más preponderantes a los laicos, entre otros cambios.


“El número de grupos de ‘restauradores’ es asombroso”, aseguró el vicario de Cristo y destacó que “el restauracionismo llegó a amordazar al Concilio”.


Asimismo, afirmó que algunos sacerdotes conocidos suyos recuerdan más el Concilio de Trento, en el siglo XVI, que el Vaticano II del siglo XX.


En esa charla el sucesor de Pedro contó una vivencia que tuvo con un jesuita de la Provincia de Loyola que estuvo en la Argentina y le dijo que sería feliz el día que vea colgado en la plaza San Pedro al padre Pedro Arrupe, que era fiel al Pablo VI.


“Cuento esto para que entiendas cómo fue el periodo postconciliar. Y esto está ocurriendo de nuevo, especialmente con los tradicionalistas. Por eso es importante salvar a estas figuras que defendieron el Concilio y la lealtad al Papa. Hay que volver a Arrupe: es una luz de aquel tiempo que nos ilumina a todos”, subrayó Francisco a los directores de las revistas de la Compañía de Jesús.

bottom of page