top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Los carismas no deben ser factor de división, contribuyen a la unión de la Iglesia

"Los carismas son distintos, y unos enriquecen a otros dentro de la Iglesia, del cuerpo de Cristo", asegura el padre Rafael de Tomás Ferrer en su reflexión de la primera lectura del día (1Cor. 12,12-14.27-31a).
 

Hermanos:

Lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo. Pues todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu.


"Vosotros sois el cuerpo de Cristo, y cada uno es un miembro."

Pues el cuerpo no lo forma un solo miembro, sino muchos.


Pues bien, vosotros sois el cuerpo de Cristo, y cada uno es un miembro. Pues en la Iglesia Dios puso en el primer lugar a los apóstoles; en el segundo lugar, a los profetas; en el tercero, a los maestros; después, los milagros; después el carisma de curaciones, la beneficencia, el gobierno, la diversidad de lenguas.


¿Acaso son todos apóstoles? ¿O todos son profetas? ¿O todos maestros? ¿O hacen todos milagros? ¿Tienen todos don para curar? ¿Hablan todos en lenguas o todos las interpretan?


Ambicionad los carismas mayores.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page