top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Los actos ante el prójimo hablan de los sentimientos del hombre

"Lo que uno siembra, es lo que luego recoge", asegura el padre Rafael de Tomás Ferrer en su reflexión de la primera lectura de hoy (Mi. 2, 1-5).
 

¡Ay de los que traman el crimen

y planean pérfidas acciones en sus camas!


Yo también tramo contra estas gentes un mal del que no podréis apartar el cuello y no andaréis con la cabeza alta, pues serán malos tiempos aquellos

En cuanto apunta el día las ejecutan,

porque tienen poder.


Desean campos y los roban,

casas, y se apoderan de ellas;

oprimen al cabeza de familia

y a los suyos,

explotan al ciudadano y sus bienes.


Por tanto, esto dice el Señor:

«Yo también tramo

contra estas gentes un mal

del que no podréis apartar el cuello

y no andaréis con la cabeza alta,

pues serán malos tiempos aquellos.


Aquel día os dedicarán una sátira,

se cantará una elegía que diga:

“Estamos totalmente perdidos,

pues se reparte el lote de mi pueblo;

¿cómo se volverá hacia mí

para restituir nuestros campos

que ahora está repartiendo?”.


Por ello, no tendrás quien te eche a suertes

un lote en la asamblea del Señor».

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page