top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

La lucha por mantener los valores católicos en Hollywood

Famoso actor paso de ser marginado en la meca de la industria del cine a triunfar gracias a su fe y principios católicos.
 

El actor estadounidense Neal McDonough es reconocido por su participación en diversas producciones de cine y televisión, como "Band of Brothers" (2001), "Minority Report" (2002) y "Desperate Housewives"(2004). Sin embargo, su carrera no fue fácil debido a sus convicciones católicas y su postura frente a las escenas de sexo en pantalla.


En una entrevista con Fox News, el actor católico aseguró que fue marginado de Hollywood por varios años por negarse a hacer este tipo de escenas. McDonough señaló que luego de ser contratado para la serie "Scoundrels" (2010) no lo convocaron a las grabaciones y lo despidieron porque no quiso llevar a cabo una toma romántica, algo que no había sido un problema en sus proyectos anteriores.

 
 
VALORES CRISTIANOS

La postura de McDonough frente a las escenas de sexo se debe a su fe católica y a su matrimonio con Ruvé, con quien se casó en 2003. Desde entonces mantuvo una política de "cero escenas de sexo" durante gran parte de sus 30 años de carrera, incluso en producciones como "Desperate Housewives", una serie altamente sexualizada.


Neal McDonough junto a su esposa Ruvé con quien fundo a finales del año pasado una productora de contenidos católicos.


El actor aseguró que no besaría a ninguna otra mujer porque sus labios están destinados a su esposa. Neal mantuvo sus valores en un ambiente en el que a menudo se le exige a los actores hacer cosas que no están de acuerdo.


Después de ser despedido de "Scoundrels", tuvo varios años sin trabajo, pero en su desesperación, cayó de rodillas y le preguntó a Dios por qué lo había olvidado.


Luego se dio que ese interrogante era egoísta y que el Señor ya le había dado mucho. Desde ese momento, su carrera volvió a tomar fuerza.

 
 
BENDECIDO POR DIOS

McDonough se considera bendecido por la oportunidad de ser actor y de producir películas con su esposa. Para él, cada paso en su carrera fue importante para llegar al lugar donde se encuentra ahora, y aseguró estar orgulloso de su trabajo y de lo que logró.


El actor mantiene sus valores y fe católica en un ambiente hostil a la religión, como es Hollywood. Para él, su relación con Dios y su matrimonio son lo más importante en su vida, y su carrera es un medio para honrar a Dios y dar lo mejor de sí en todo momento.


Su historia demuestra que es posible ser un actor exitoso y mantener la integridad personal, a pesar de las presiones y tentaciones que puedan surgir en el camino.

0 comentarios
bottom of page