top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

La fe se despierta a través de la Palabra

"Profesar y anunciar la fe en cada ámbito de nuestra vida cotidiana", asegura el padre Rafael de Tomás Ferrer en su reflexión de la primera lectura del día (Rom. 10, 9-18).
 

Hermanos:

Si profesas con tus labios que Jesús es Señor, y crees con tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvo. Pues con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con los labios se profesa para alcanzar la salvación.


"La fe nace del mensaje que se escucha, y la escucha viene a través de la palabra de Cristo."

Pues dice la Escritura:

«Nadie que crea en él quedará confundido».

En efecto, no hay distinción entre judío y griego, porque uno mis m es el Señor de todos, generoso con todos los que lo invocan, pues «todo el que invoque el nombre del Señor será salvo».


Ahora bien, ¿cómo invocarán a aquel en quien no han creído?; ¿cómo creerán en aquel de quien no han oído hablar? ¿cómo oirán hablar de él sin nadie que anuncie? y ¿cómo anunciarán si no los envían? Según está escrito:

«¡Qué hermosos los pies de los que anuncian la Buena Noticia del bien!».

Pero no todos han prestado oídos al Evangelio. Pues Isaías afirma:

«Señor, ¿quién ha creído nuestro mensaje?».


Así, pues, la fe nace del mensaje que se escucha, y la escucha viene a través de la palabra de Cristo.


Pero digo yo: ¿Es que no lo han oído? Todo lo contrario:

«A toda la tierra alcanza su pregón, y hasta los confines del orbe sus palabras».

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page