top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

La fe en el Señor da fuerzas para renovar las energías en el camino de la vida

"Nada de lo que hay en el mundo puede compararse con Dios, y el que cree de verdad en Él siempre esta fortalecido", asegura el padre Rafael de Tomás Ferrer en su reflexión de la primera lectura del día (Is. 40, 25-31).
 

«¿Con quién podréis compararme,

quién es semejante a mi?», dice el Santo.

Alzad los ojos a lo alto y mirad:

¿quién creó esto?


"Los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas, echan alas como las águilas, corren y no se fatigan, caminan y no se cansan."

Es él, que despliega su ejército al completo

y a cada uno convoca por su nombre.

Ante su grandioso poder, y su robusta fuerza,

ninguno falta a su llamada.


¿Por qué andas diciendo, Jacob,

y por qué murmuras, Israel:

«Al Señor no le importa mi destino,

mi Dios pasa por alto mis derechos»?


¿Acaso no lo sabes, es que no lo has oído?

El Señor es un Dios eterno

que ha creado los confines de la tierra.


No se cansa, no se fatiga,

es insondable su inteligencia.

Fortalece a quien está cansado,

acrecienta el vigor del exhausto.


Se cansan los muchachos, se fatigan,

los jóvenes tropiezan y vacilan;

pero los que esperan en el Señor

renuevan sus fuerzas,

echan alas como las águilas,

corren y no se fatigan,

caminan y no se cansan.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page