top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

La espiritualidad como clave del éxito

El reconocido entrenador de fútbol José Mourinho asegura que el éxito de una persona se basa en la fe, la familia y los valores en la vida.
 

José Mourinho es conocido en el mundo del fútbol como uno de los entrenadores más exitosos y respetados de la actualidad. A lo largo de su carrera, dirigió a algunos de los equipos más importantes de Europa, incluyendo al Real Madrid, Inter de Milán, Chelsea y Manchester United, obteniendo múltiples títulos de liga, copas nacionales e internacionales. Sin embargo, lo que muchos no conocen es su profunda fe religiosa, que es una de las principales fuentes de inspiración y motivación en su carrera como entrenador.


El actual entrenador de la AS Roma, en una entrevista con el L’Osservatore Romano, indicó que la fe siempre estuvo presente en su vida desde una edad temprana, debido a la educación religiosa que recibió de sus padres.


Su espiritualidad se vio reflejada en su forma de trabajar y relación con los jugadores. Para él, la fe implica creer en algo más grande que uno mismo y estar dispuesto a poner ese algo por encima de todo lo demás. En el fútbol, esto se traduce en el compromiso y la dedicación al equipo, la lealtad hacia los compañeros y el respeto hacia los oponentes.

 
 
LA HUMILDAD COMO VALOR FUNDAMENTAL

Para Mourinho, la humildad es uno de los valores fundamentales en el fútbol y en la vida. A pesar de su éxito como entrenador, siempre mantuvo una actitud humilde y respetuosa hacia sus oponentes y colegas. Según él, la humildad es la capacidad de reconocer que somos limitados, que necesitamos de otros y que siempre hay algo que podemos aprender de los demás.


En su labor trata de ser un ejemplo para sus jugadores, inculcando en ellos valores como honestidad, lealtad y integridad.

 
 
LA FAMILIA COMO PRIORIDAD

El dos veces ganador de la Liga de Campeones siempre mantuvo a su familia como prioridad número uno: su esposa y sus hijos son su fuente de inspiración y apoyo.


“La familia es más importante que el fútbol”, destacó el ex técnico del Benfica (Portugal), lo que devela que su compromiso con sus seres queridos lo mantuvo equilibrado y centrado en lo que es importante en la vida.

 
 
INFLUENCIA DE LA ESPIRITUALIDAD

A pesar de no ser una persona religiosa en el sentido tradicional, cree en la importancia de la espiritualidad en su carrera como entrenador de fútbol.


Según él, la espiritualidad está muy ligada a la trascendencia, que implica encontrar un propósito más grande y significativo que trascienda los objetivos personales. "Hay que poner algo más de lo que entrenamos, para lo que nos preparamos, y ese algo más, creo que está muy ligado a la propia espiritualidad", expresó.


En esa búsqueda espiritual explicó que la conexión con lo divino, Dios, puede ayudar a los deportistas a encontrar el equilibrio y la serenidad necesarios para rendir al máximo nivel.

 
 
EMPATÍA

Para Mourinho, la empatía y la comprensión son fundamentales para construir una relación fuerte y positiva con los jugadores. En lugar de tratar a los jugadores como meros activos en su equipo, se preocupa por entenderlos como personas y crear un ambiente en el que puedan rendir al máximo nivel.


El profesor Manuel Sérgio, uno de sus mentores más importantes, le enseñó que "quien entiende sólo de fútbol no entiende nada de fútbol". La comprensión del fútbol de alto rendimiento va más allá de la técnica y la táctica; también implica entender a los jugadores como seres humanos únicos y complejos.


José Mourinho tiene claro que su éxito no se debe solo a su habilidad para entrenar sino también a su comprensión de la importancia de la fe, la familia y los valores.

0 comentarios
bottom of page