top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Haití: el horror no para

A un mes del asesinato de la religiosa italiana en Puerto Príncipe, la violencia no cesa en el país caribeño. En las últimas semanas se produjeron 12 muertes violentas en luchas de pandillas.
 

La religiosa Luisa Dell'Orto fue asesinada el 25 de junio en Haití cuando regresaba a su casa.


Centenares de niños y adultos se refugiaron el sábado en una escuela secundaria en la capital de Haití para huir de un tiroteo en un barrio donde la lucha entre pandillas rivales dejó 12 muertos en las últimas semanas.


Francisco Seriphin, coordinador general del grupo comunitario religioso Kizito, dijo que 315 personas habían buscado refugio en la escuela Saint-Louis de Gonzague, en el distrito de Delmas, contiguo al vecindario de Cite Soleil azotado por la violencia.


Las escuelas se encuentran cerradas por vacaciones de verano y las aulas de la secundaria se convirtieron en dormitorios, donde algunos adolescentes, niños y bebés duermen en pequeños colchones facilitados por Kizito.



LA VIOLENCIA NO CESA

Un año después del asesinato irresuelto del presidente Jovenel Moïse, la violencia protagonizada por las pandillas se agravó y mucha gente intentó huir del país, que vive una profunda crisis económica y social.


Los intentos para formar una coalición de gobierno fracasaron y los esfuerzos para realizar elecciones generales se encuentran estancados.



UN MES SIN EL “ÁNGEL DE LOS NIÑOS DE LA CALLE”

La hermana Luisa Dell'Orto tenía 65 años y llevaba 20 años de misión en Puerto Príncipe, capital de Haití, cuando fue asesinada el 25 de junio por un comando que la acribilló cuando regresaba a su casa.


El cuerpo de la religiosa fue enviado a Lomagna, su ciudad natal en la provincia de Lecco, Lombardía (Italia), el pasado 15 de julio, y hoy tuvo lugar su funeral, celebrado por monseñor Luigi Stucchi, obispo emérito de la diócesis de Milán.

0 comentarios

Comments


bottom of page