top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Francisco: “Siempre debemos buscar a Jesús”

El Papa en el Ángelus de hoy recordó que el Adviento es un tiempo para redescubrir a Dios y "donar gestos de consolación a quién está herido".
 

El Santo Padre saluda a la multitud congregada en la plaza San Pedro. (Fotografía: Vatican Media)


Adviento, tiempo litúrgico en que los fieles se preparan para recibir al Niño Jesús, “un tiempo en el que salir de ciertos esquemas y prejuicios hacia Dios y los hermanos”, indicó el Francisco en el Ángelus del domingo 11 de diciembre ante una multitud que se congregó en la plaza San Pedro.


En relación al Evangelio de san Mateo que habla de Juan el Bautista y de la crisis que atraviesa sobre la figura del Mesías, mientras estaba en la cárcel; el Papa señaló que en esa soledad le asaltó la duda si realmente Jesús, del que muchos hablaban sobre sus milagros, era el verdadero Mesías.


Sucede que Juan, explicó el Santo Padre, esperaba a un Salvador severo que castigaría con poder a todos los pecadores, sin embargo “Jesús tiene palabras y gestos de compasión hacia todos, en el centro de su acción está la misericordia”.

 
 
EN LA OSCURIDAD, BUSCAR EL ROSTO DE CRISTO

El lugar donde estaba el Bautista, la cárcel, es un sitio de oscuridad, expresó el Pontífice, en el que no se puede ver claro ni más allá, por eso no logró reconocer en Jesús al Mesías, lo que significa “que también el creyente más grande atraviesa el túnel de la duda”, lo que muchas veces es esencial “para el crecimiento espiritual: nos ayuda a entender que Dios es siempre más grande de como lo imaginamos”.


“Por eso no debemos dejar nunca de buscarlo y de convertirnos a su verdadero rostro”, subrayó el vicario de Cristo.

 
 
INCAPACES DE RECONOCER AL SEÑOR

La cárcel no solamente puede ser física, sino que también interior, y “es aquí —sostuvo el sucesor de Pedro— que somos incapaces de reconocer la novedad del Señor, que quizá tenemos prisionero de la presunción de saber ya mucho sobre Él”.


“Existe siempre el peligro, la tentación: de hacernos un Dios a nuestra medida, un Dios para usarlo”, manifestó el Obispo de Roma.


Reflexión del Papa Francisco.


TIEMPO PARA REDESCUBRIR LA MISERICORDIA DE DIOS

Antes de concluir su alocución, Jorge Bergoglio recordó que, el Adviento, es un tiempo de inversión de perspectivas, un tiempo donde “podemos dejarnos sorprender por la grandeza de la misericordia de Dios”. “Es un tiempo en el que, en vez de pensar en regalos para nosotros, podemos donar palabras y gestos de consolación a quién está herido”, destacó.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page