top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Francisco reza por las víctimas de un partido de fútbol

El enfrentamiento de simpatizantes en un cotejo deportivo tuvo el saldo de 125 muertos.
 

Más de 100 heridos recibían tratamiento intensivo en ocho hospitales, 11 de ellos en estado crítico.


“Rezo por los que perdieron la vida y resultaron heridos en los enfrentamientos que estallaron tras un partido de fútbol en Malang, Indonesia”, expresó ayer el Papa Francisco en referencia a la tragedia que tuvo un saldo de 125 muertos.


El pánico y la desesperación por salir después de que la policía lanzó gases lacrimógenos en un partido de fútbol de Indonesia para ahuyentar a los fanáticos enojados por la derrota de su equipo dejó una de las peores tragedias en esa disciplina deportiva.

 
 

La atención se centró de inmediato en el uso del gas lacrimógeno y testigos declararon que la policía los golpeaba con macanas y escudos antes de arrojar las latas de gas directamente hacia las multitudes.


El jefe de la Policía Nacional dijo que la cifra de muertos fue revisada de 174 a 125, luego de que las autoridades descubrieran que algunas de las víctimas se contaron dos veces.



“UN DÍA OSCURO”

El presidente de la FIFA Gianni Infantino declaró que se trató de un día oscuro para todos los involucrados en el fútbol y una tragedia más allá de la comprensión”.

 
 

ENOJO Y DESASTRE

Los disturbios estallaron tras la derrota 3-2 del equipo local, el Arema FC de la ciudad de Malang, ante el Persebaya Surabaya. Decepcionados por el revés, miles de “aremanias”, reaccionaron arrojando botellas y otros objetos a los jugadores y a la policía.


Los hinchas invadieron la cancha del estadio Kanjuruhan y exigieron que los dirigentes del Arema explicaran por qué se había roto un invicto de 23 años en casa ante el Persebaya, dijeron algunos testigos.


La violencia se extendió fuera del estadio, donde al menos cinco vehículos policiales fueron volcados e incendiados. La policía antimotines respondió lanzando gases lacrimógenos, incluso hacia las gradas del estadio, lo que provocó el pánico entre la multitud.


Algunas personas se asfixiaban mientras otras eran aplastadas por los cientos de personas que corrían a las salidas para evitar el gas. Unas 34 perecieron en el estadio, incluidos dos policías. Algunos reportes informaron que había niños entre los fallecidos.


Más de 300 personas fueron llevadas a los hospitales cercanos para tratar sus lesiones, pero muchas murieron en el camino y mientras recibían atención.



ANTECEDENTES

En 1996, un partido de la eliminatoria mundialista entre Guatemala y Costa Rica en el estadio Mateo Flores de la capital guatemalteca dejó más de 80 muertos y un centenar de heridos.


En abril de 2001, más de 40 personas perecieron aplastadas durante un encuentro en el Ellis Park de Johannesburgo, Sudáfrica.

 
 

SEDE MUNDIAL

Indonesia tiene previsto albergar el Mundial Sub20, del 20 de mayo al 11 de junio de 2023, con 24 selecciones participantes.

0 comentarios
bottom of page