top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Francisco pide custodiar el corazón para que no ingrese el maligno

El Santo Padre en la catequesis sobre el discernimiento indicó que las personas deben estar atentas a los demonios educados que “entran en nuestro corazón y al final comandan ellos nuestro alma”.
 

El Papa en su ciclo de catequesis sobre el discernimiento indicó hoy que los seres humanos en este tiempo camino a la Navidad deben tener el corazón abierto para recibir al Señor, pero advirtió, ante una multitud en el aula Pablo VI, que no se deben dejar engañar por el maligno: “estén atentos a vigilar para custodiar el corazón y entender que pasa dentro”.


“Es importante permanecer vigilantes y custodiar la gracia que Dios nos dio.”

Asimismo, explicó que “si falta la vigilancia es muy fuerte el riesgo de que se pierda todo” pues “no se trata de un peligro de tipo psicológico, sino de tipo espiritual”. Además, recordó que el maligno “espera precisamente el momento en el que estamos demasiado seguros de nosotros mismos, cuando las cosas van ‘en alza’ y tenemos, como se dice, ‘el viento en popa’”.

 
 
CUIDAR EL CORAZÓN, EL ALTAR DEL SEÑOR

El Santo Padre en su alocución hizo alusión a la parábola del el espíritu impuro, que cuando vuelve a la casa de la que había salido, «la encuentra desocupada, barrida y en orden» (Mt 12,44). “Todo está bien, todo está en orden, pero ¿el dueño de la casa dónde está? No está. No hay nadie que la vigile, que la custodia y este es el problema”, aseguró.


Catequesis del Papa Francisco.


Por lo que el Obispo de Roma hizo hincapié en la importancia de “custodiar siempre el corazón”.


Cuando confiamos demasiado en nosotros mismos y no en la gracia de Dios, entonces el maligno encuentra la puerta abierta, afirmó.

 
 
ATENTOS A LOS DEMONIOS EDUCADOS

El pontífice advirtió que los “demonios educados” son aquellos que entran sin que la persona se dé cuenta: “llaman a la puerta, son educados, entran y al final comandan ellos en tu alma”.

 
 
EL DEMONIO SABE DISFRAZARSE DE ÁNGEL

Al final de la catequesis, el Santo Padre avisó que el diablo puede “disfrazarse de ángel” y por tanto es necesario “permanecer vigilantes y custodiar la gracia que Dios nos dio”.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page