top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Francisco llama a una jornada de reflexión por la paz: "La guerra borra el futuro"

Con un mensaje conmovedor, el Sumo Pontífice convoca a una Jornada de Oración y Ayuno por la Paz este 27 de octubre en medio de tensiones crecientes en Medio Oriente.
 

El Papa Francisco está preocupado por la situación bélica por la que atraviesa el mundo.


A través de la historia, el territorio de Tierra Santa fue escenario de conflictos y choques culturales. La lucha entre judíos y palestinos es un reflejo de siglos de tensiones religiosas, políticas y territoriales.


Ambos grupos, arraigados en sus convicciones y derechos históricos sobre la tierra, enfrentaron periodos de violencia que marcaron de luto la región.

 
 
UNA VOZ DE ALARMA

Tras culminar la audiencia general de este último miércoles, el Papa Francisco dirigió su atención a lo que está aconteciendo en Palestina e Israel, mostrando su profunda preocupación: “Las víctimas aumentan y la situación en Gaza es desesperada, por favor, hagan todo lo posible para evitar una catástrofe humanitaria”.


Su mirada, sin embargo, no se limita solo a este foco de conflicto. De manera enfática, señaló: “Silencien las armas, escuchen el grito de paz de los pobres, de la gente, de los niños. La guerra no resuelve ningún problema, sólo siembra muerte y destrucción".

 
 
LA ORACIÓN COMO ARMA CONTRA EL ODIO

En repetidas ocasiones, el Pontífice insistió en el poder transformador de la oración. Según sus palabras, es la "suave y santa fuerza que tenemos para combatir el odio". Hizo un llamado especial a no olvidar otros conflictos desestimados por la prensa, pero que continúan causando dolor, como el caso de Ucrania.


En el ataque de Hamas murieron más de 1.400 personas en Israel —en su mayoría civiles—, y el ejército israelí aseguró que unos 200 rehenes fueron llevados a Gaza. Mientras tanto, los ataques aéreos israelíes mataron a más de 4.000 palestinos.



UNIDAD EN LA DIVERSIDAD

Con un mensaje de inclusión, el Obispo de Roma exhortó no sólo a los católicos, sino también a "hermanos y hermanas de diversas confesiones cristianas, pertenecientes a otras religiones y a todos aquellos que tienen en el corazón la causa de la paz" a unirse en oración. Esta Jornada de Oración tendrá lugar en la basílica San Pedro a las 18 (hora local —Roma—), pero la invitación se extiende a todas las Iglesias del mundo para replicar esta iniciativa.


La esperanza es que, a través de estos actos de fe y unidad, se pueda encaminar a la humanidad hacia una solución pacífica y justa en todos los conflictos que azotan al mundo.

0 comentarios

Comentarios


bottom of page