top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Francisco le implora a la Virgen María por el fin de la guerra

El Papa instó a dirigir la mirada a María y a rezar el Santo Rosario para que Ella "disipe la oscuridad de este mundo atormentado" por los enfrentamientos bélicos.
 

Francisco reza frente a la Virgen de Fátima en su visita a Portugal en 2017.


“Que la ‘suave luz’ de la Virgen María nos libre de todo mal y disipe la oscuridad de este mundo atormentado por las guerras”, manifestó el Papa Francisco esta mañana en la plaza San Pedro después de la catequesis, y pidió que la Santísima Virgen María —cuyas apariciones en Fátima (Portugal) se conmemoran mañana— guíen “en el camino de continua conversión y penitencia para ir al encuentro de Cristo, sol de justicia”.

 
 

En el mes dedicado al Santo Rosario el Pontífice recordó que hoy se conmemora a la Virgen del Pilar, “Patrona de la Hispanidad”, a quien solicitó que “interceda por nosotros ante su Hijo”, para descubrir el deseo que “puso en nuestros corazones, y nos dé la gracia de llevarlo a cumplimiento”.


A los peregrinos venidos de Portugal y de otros países de lengua portuguesa, especialmente de Brasil, el Santo Padre le dijo que hoy “celebramos a Nuestra Señora de Aparecida, recemos por la paz y pidamos a la Virgen que nos ayude a asumir el gran deseo del Padre Celestial”.

 
 

ORACIÓN MARIANA

El vicario de Cristo invitó a los fieles a rezar el Santo Rosario y dejarse iluminar por María y Cristo. “Al meditar sobre los misterios de la luz, recuerden a san Juan Pablo II que quiso añadirlos a la contemplación de los otros momentos de la vida de Jesús”, expresó.

 
 

CONSAGRACIÓN AL CORAZÓN DE MARÍA

El 25 de marzo, durante la celebración de la Penitencia en la basílica de San Pedro, el Papa consagró a Rusia y Ucrania al Corazón Inmaculado de María. "Madre de Dios y nuestra, solemnemente encomendamos y consagramos a tu Corazón Inmaculado a nosotros mismos, a la Iglesia y a la humanidad entera, de manera especial a Rusia y a Ucrania. Extingue el odio, aplaca la venganza, enséñanos el perdón", fue la oración de Jorge Bergoglio, que además suplicó: "Líbranos de la guerra, preserva al mundo de la amenaza nuclear. Haz que cese la guerra, procura la paz al mundo. Haznos artesanos de la comunión".

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page