top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Fotógrafo recorre las calles buscando a la Virgen María

Un reportero gráfico transita por distintos barrios para encontrarse con la Madre de Jesús. “La virgen me da seguridad”, asegura.
 

Oscar Rodríguez Zapata busca a María en todo lugar.


La rutina es casi un ritual: todas las mañanas, temprano, desayuna, se informa a través de los medios digitales y luego se sube a auto para recorrer las calles en búsqueda de María.


Oscar Rodríguez Zapata transita las arterias de Los Ángeles (Estados Unidos) acompañado de sus infaltables cámaras Nikon Z6 II y Fujifilm X100V, tratando de registrar por medio de sus lentes murales, paisajes y fachadas en la que este Nuestra Señora de Guadalupe.


Es que la Madre es su musa y trata de retratarla en cada lugar la encuentre. “Donde sea que veas una virgencita sientes seguridad. Sabes que tu pueblo, tu gente, tu raza, están aquí”, aseguró el fotógrafo de 35 años de edad que creció en el seno de una familia católica.

 
 
UNA DÉCADA TRAS LAS HUELLAS DE LA MORENITA

Anticipándose al “Pokemón GO” (2017), juego en el que los usuarios salían a las calles a “cazar” dibujos virtuales, Rodríguez hace diez años empezó a documentar las imágenes de la Virgen de Guadalupe, primero con su celular por gusto personal, pero después tomó más en serio su pasatiempo, en particular cuando observó que cada vez había menos de las figuras marianas.


La Virgen de Guadalupe está en cada rincón de los barrios que conforman Los Ángeles.


Para no quedarse solamente él con las fotografías de María creó a fines de 2017 una cuenta de Instagram (_lavirgencita) en la que postea cada una de las imágenes que toma y de esa manera las comparte con todos los devotos guadalupanos.


“La Virgen María, este donde este, te hace sentir bienvenido, es mucho más que un símbolo religioso, es parte de quiénes somos”, subrayó Rodríguez, ratificando su devoción y amor a la advocación mariana aparecida a san Juan Diego en 1531 en lo que es hoy Ciudad de México.

 
 
INTERCESIÓN MARIANA

Se cree que las imágenes de Nuestra Señora de Guadalupe evitan actos de vandalismo y brindan “protección a los pequeños negocios propiedad de inmigrantes”, según el libro de 2016 “The Virgin of the American Dream” (La Virgen del sueño americano), del periodista Sam Quinones.


La Patrona de América Latina presente en cada lugar.


Según narra en su publicación, vio a propietarios de negocios encargar que pinten a la Virgen María en las fachadas para mostrar la cercanía con la comunidad latina, en su mayoría devota de la Madre de Jesús.


Es poco común no encontrar un mural de la Virgen de Guadalupe en las paredes de los comercios en Los Ángeles.



LA FE, UNA FORMA DE VIDA

Brenda Pérez creó el proyecto Justicia Restaurativa para el Arte a fin de contribuir a la restauración y preservación de lo que describe como “ventanas hacia el paisaje espiritual” de Los Ángeles.


“Cuando pintan encima de los murales con su imagen es un acto sacrílego”, dijo Párez, quien recordó que cubrieron con pintura la imagen de una guadalupana que se encontraba en el muro de un comercio.

Oscar Rodríguez Zapata llevan a cabo su pasión: retratar a través del lente de la cámara a la Virgen de Guadalupe.


Nichole Flores, profesora adjunta de estudios religiosos en la Universidad de Virginia, indicó que los líderes religiosos y políticos deben trabajar para preservar el arte público, incluidos los murales de la Virgen de Guadalupe, que, señaló, “conforman y cimentan a ciertas comunidades”.

 
 

Las imágenes de la Guadalupana, sea que estén plasmadas en elaborados murales públicos o exhibidas en comercios, santifican los espacios y “nos invitan a pensar en cómo podemos relacionarnos unos con otros para superar nuestras diferencias”, expresó Flores, autora de “The Aesthetics of Solidarity: Our Lady of Guadalupe and American Democracy” (La estética de la solidaridad: Nuestra Señora de Guadalupe y la democracia estadounidense).


Sería poco usual no encontrar una figura de la Virgen María en una recorrida por las calles de Los Ángeles. (Fotografía: Instagram @virgensdela)


Nydya Mora, una bibliotecaria con formación en planeación urbana que creció en la ciudad de Paramount, en el condado Los Ángeles, manifestó que la Virgen de Guadalupe “tenía omnipresencia”.


Crecí fascinada con la creatividad que ella inspiraba en la gente, la creación de estos murales maravillosos, bellos y únicos”, destacó Mora, de 33 años de edad.


Oscar Rodríguez Zapata bajo el manto de la Virgen de Guadalupe.


En 2012, cuando estaba por terminar su licenciatura en la universidad Cal Poly Pomona, Mora comenzó a retratar en imágenes arte callejero en honor a María con la intención de editar un libro para su madre católica “en una muestra de aprecio por nuestra cultura”. Esa recopilación la volcó a una cuenta en Instagram (virgensdela) descrita como “expresiones artísticas de devoción en Los Ángeles”. Del mismo modo, hizo un mapa en Google con sus vistas de imágenes de la Virgen de Guadalupe.

 
 

Para la comunidad latina en Los Ángeles las pinturas callejeras en honor a María no son solamente una expresión artista, se transforman en un “mini santuario” en el honran a la Virgen, además de convertirse en un pasaporte de fe.


(Fuente: Religión News Service)

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page