top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

El Señor reconstruye al ser humano

"La vida de cada una de nosotros está en las manos de Dios", asegura el padre Rafael de Tomás Ferrer en su reflexión de la primera lectura de hoy (Na. 2, 1. 3; 3, 1-3. 6-7).
 

He aquí sobre los montes

los pies del mensajero

que proclama la paz.


Celebra tus fiestas, Judá,

cumple tus votos,

que no pasará más por ti el perverso;

se acabó la destrucción.


Pues restaura el Señor

la dignidad de Jacob y de Israel:

los desoladores los habían asolado

habían destrozado sus sarmientos.


"No pasará más por ti el perverso; se acabó la destrucción."

¡Ay de la ciudad sanguinaria,

toda ella mentira,

llena de rapiña,

insaciable de botín!

Ruido de látigo,

estrépito de ruedas,

galope de caballos,

brincos de carros,

asalto de caballería,

brillo de espadas,

fulgor de lanzas,

heridos sin cuento,

montones de muertos,

cadáveres sin fin,

tropiezan en cadáveres.


Echaré sobre ti inmundicias,

te deshonraré públicamente.


Todo el que te vea

huirá de ti diciendo:

«¡Nínive está devastada!

¿Quién se compadecerá?

¿Dónde encontraré quien te consuele?».

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page