top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

El Papa y un viaje de reconciliación

Canadá recibe hoy al Francisco, que inicia una visita apostólica cercanía, perdón, fraternidad y esperanza con las comunidades navitas.
 

El Papa Francisco saluda a la tripulación del Airbus A330 de Ita Airways que lo traslada a Canadá. (Fotografía: Vatican Media)


“Una peregrinación penitencial”. Así calificó Francisco la visita que inicia hoy en Canadá hasta el 30 de julio, en el que se disculpará con los pueblos indígenas por los abusos de los misioneros en internados católicos, un paso clave en los esfuerzos de la Iglesia para reconciliarse con las comunidades nativas.


El vuelo partió hoy a las 9.15 (horario de Roma) con 80 periodistas que acompañan al Santo Padre en su 37º viaje apostólico a Canadá. Francisco se convertirá en el segundo Papa que visitará el país, el anterior fue san Juan Pablo II en tres ocasiones: 1984, 1987 y 2002.


ENCUENTRO DE PAZ Y AMOR

El sucesor de Pedro realiza esta importante visita con el fin de "encontrar y abrazar a los pueblos indígenas", para manifestar su cercanía concreta en ese "camino de sanación y reconciliación" emprendido por la Iglesia católica, explicó el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin.


“Muchos cristianos, incluidos algunos miembros de institutos religiosos, contribuyeron a las políticas de asimilación cultural que, en el pasado, perjudicaron gravemente a las comunidades indígenas de diversas maneras”, manifestó el purpurado e indicó que esta visita pastoral es sinónimo de cercanía, perdón, reconciliación, fraternidad y esperanza.


Minutos antes de ingresar al avión. (Fotografía: Vatican Media)



PRIMER ENCUENTRO

El pontífice, acompañado de dos miembros de la Curia Romana originarios de Canadá, los cardenales Marc Ouellet, Prefecto del Dicasterio para los Obispos, y Michael Czerny, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, llegará a Edmonton alrededor de las 13 (hora de Paraguay).


No tendrá ningún compromiso después de la bienvenida oficial en el aeropuerto y se retirará a descansar al seminario de San José. Sus días se caracterizarán, en su mayor parte, por los encuentros con los pueblos autóctonos.


El Pontífice viajará a lugares incluso muy distantes entre sí, para visitar a las comunidades indígenas donde viven, con la debida precaución por su estado físico.


La primera parada será el lunes 25 en Maskwacis, donde a las 10 (hora local, 12 de Asunción) se reunirá con las poblaciones indígenas de las Primeras Naciones, los métis y los inuit.


Por la tarde será el turno de otro grupo en la iglesia del Sagrado Corazón, donde bendecirá una estatua de santa Kateri Tekakwitha, la primera indígena de Norteamérica reconocida como santa por la Iglesia Católica.



SANTA MISA EN CANADÁ

El martes, fiesta de los santos Joaquín y Ana, abuelos de Jesús, Francisco celebrará una misa en el Commonwealth Stadium de Edmonton. Después de la comida, a las 16, un momento muy esperado por el Papa: la participación en la tradicional peregrinación al Lago Ste. Ana, donde desde hace siglos, en la semana del 26 de julio, miles de devotos de Santa Ana se reúnen para rezar y obtener curaciones en cuerpo y espíritu bañándose en sus aguas.


Aquí los fieles participarán, con el Pontífice, en una Liturgia de la Palabra. A continuación, el Papa regresará al Seminario de San José.



REUNIONES CON AUTORIDADES CIVILES Y LA IGLESIA LOCAL

El Papa viajará en avión dos veces durante su visita a Canadá. El 27, a las 6.30 (hora local), volará de Edmonton a Quebec, donde se reunirá con la Gobernadora General de Canadá, Mary May Simon, el Primer Ministro Justin Trudeau, autoridades civiles, representantes de los pueblos indígenas y el cuerpo diplomático.


La jornada del Obispo de Roma terminará en el arzobispado donde se alojará durante dos noches.


Al día siguiente las citas son a las 10 en la basílica de Santa Ana de Beaupreé, donde celebrará la misa, y a las 17.15 en la catedral de Notre-Dame, para las vísperas con obispos, sacerdotes, diáconos, consagrados, seminaristas y agentes de pastoral.


El viernes 29, antes de partir de nuevo en avión, a las 12.45, para llegar a Iqaluit, el Pontífice mantendrá dos encuentros en el arzobispado: el primero, en privado, con algunos miembros de la Compañía de Jesús; el segundo con una delegación de indígenas presentes en Quebec.



ABRAZO ÁRTICO

La llegada a Iqaluit, cerca del Círculo Polar Ártico, está prevista a las 15.50, una media hora después del encuentro privado con algunos alumnos de los antiguos internados, que, confiados a las Iglesias cristianas, incluida la católica, estaban reservados a los niños de las comunidades indígenas, la mayoría de las veces sacados a la fuerza de sus hogares, para que aprendieran la cultura occidental.


En estos centros, los alumnos tenían prohibido hablar en su lengua de nacimiento y seguir su fe religiosa. Además, los alumnos eran maltratados, estaban hacinados, en malas condiciones sanitarias y sin atención médica.


Por último, serán los jóvenes y los mayores quienes se reunirán con Francisco antes de su partida a Italia a las 18.45.


El Papa llegará a Roma en la mañana del 30 de julio.

Comments


bottom of page