top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

El Papa pidió a los nuevos obispos que estén al lado de los necesitados

Francisco recibió ayer en audiencia privada a unos 200 prelados ordenados en el último año a quienes los exhortó a estar unidos en el episcopado y trabajar por el bienestar del prójimo.
 

Una reunión informal, todos sentados en círculo, salpicada principalmente por testimonios, sugerencias y el ánimo de servir a los pobres, además de los días dedicados a "aprender" cómo ser obispos, qué retos afrontar, qué temas seguir. Alrededor de 200 nuevos prelados se reunieron con el Papa Francisco en la sala Clementina luego de participar de un curso del Dicasterios para los Obispos y para las Iglesias Orientales que se desarrolló del 12 al 19 de septiembre.



DESAFÍOS Y MAGISTERIO

Durante el curso se profundizó en algunos de los textos de Francisco -Amoris laetitia, Fratelli tutti y Laudato si', en particular- y se discutieron algunos de los puntos clave de su pontificado, como la familia y la fraternidad universal a través de la promoción humana integral.


 
 


AUDIENCIA A LOS OBISPOS DE LAS TIERRAS DE MISIÓN

El sábado pasado se recibió en audiencia a otro grupo de obispos, los pastores de tierras de misión que participaron en otro seminario de formación en Roma, organizado por el Dicasterio para la Evangelización.


En un diálogo abierto, el Papa -en audiencia privada- instó a los prelados a vivir la cercanía de los pastores, primero con Dios, luego la comunión entre los episcopados y con los sacerdotes, sin olvidar a los fieles.


Según informó al padre Joan Pacheco el Vicario Apostólico de Caroní en Venezuela, monseñor Gonzalo Ontiveros, en la audiencia los obispos tuvieron la oportunidad de compartir con el Santo Padre sus experiencias de trabajo misionero, dando así pie a la reflexión del Pontífice. En particular, Francisco reiteró la importancia de la oración en el ministerio episcopal porque si un obispo no reza, se aleja de Dios y "se marchita".


También, informa Ontiveros, el vicario de Cristo pidió una mayor unidad entre los obispos como "hermanos en el episcopado" y una mayor cercanía con los sacerdotes, los colaboradores, las comunidades parroquiales y los pobres: "Respondan, llámenlos. Estén atentos a sus necesidades", dijo Francisco.

0 comentarios
bottom of page