top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

El día que Cuba reconoció la Navidad

En 1997, unos meses antes de la llegada de Juan Pablo II por primera vez a Cuba, el régimen de Fidel Castro reconoció la natividad de Jesús.
 

Histórico. Fidel Castro recibió por primera vez, el 21 de enero de 1998, a un Pontífice.


Hace 25 años sucedió un hecho doblemente histórico bajo la dictadura de Fidel Castro (1926-2016): por primera vez un papa, san Juan Pablo II, visitaba Cuba y el Gobierno reconocía a la Navidad como día festivo.


En el tradicional mensaje de Adviento de los obispos de la isla caribeña, difundido el 30 de noviembre, destacaron que la Natividad de “es siempre un acontecimiento nuevo” porque las situaciones personales, eclesiales y sociales están en constantes cambios, y el “Niño Jesús viene a compartir nuestra vida, a enseñarnos a vivir como hermanos”.


Asimismo, indicaron que este año tiene un sabor especial porque hace un cuarto de siglo que las personas pueden compartirla con sus familiares.

 
 
GIRO EN LA HISTORIA

Los prelados recordaron que la llegada del “Papa peregrino” al país cambió la historia para siempre de la Iglesia en Cuba e indicaron que para recordar esa “inolvidable visita”, a partir del 24 de enero se llevarán a cabo celebraciones en todas las diócesis, “para hacer presentes las enseñanzas transmitidas por el santo en las cuatro celebraciones eucarísticas y en los otros encuentros que presidió”.


Uno de los pedidos de san Juan Pablo II durante los días que paso por la isla fue “que Cuba se abra con todas sus magníficas posibilidades al mundo y que el mundo se abra a Cuba”. Ese 21 de 1998 para la mayoría de los cubanos fue el primer contacto —y único— con este hombre, que había venido de lejos, cuyo nombre muchos apenas conocían.


En su primer discurso, precisó las intenciones de su viaje pastoral: “Vengo como peregrino del amor, de la verdad y de la esperanza, con el deseo de dar un nuevo impulso a la obra evangelizadora que, en medio de las dificultades, esta Iglesia local lleva a cabo con vitalidad y dinamismo apostólico, en su camino hacia el tercer milenio”.


 
 
DIOS PROTEJA A LOS CUBANOS

Los pastores, en otro párrafo de la misiva pidieron que Cristo cambie el miedo, desconfianza, rutina, mentira y odio, por coraje, esperanza, entusiasmo, verdad y perdón, ya que “la Iglesia crece en la medida que todos y cada uno somos capaces de asumir la misión que Jesús nos confió”.


Estatua de san Juan Pablo II en la iglesia San Isidro, en Holguín.


RESTAURACIÓN DE LA NAVIDAD COMO DÍA FESTIVO

Coincidiendo con el anuncio del programa oficial de la visita de Juan Pablo II a Cuba, del 21 al 26 de enero de 1998, Fidel Castro anunció el 13 de diciembre de 1997 el restablecimiento de la fiesta de Navidad para ese año.


Había sido el propio pontífice, durante la visita de Castro al Vaticano en 1996, quien se lo pidió como gesto de buena voluntad. La última Navidad celebrada como día festivo en la isla caribeña se remontaba a 1968, cuando el régimen decidió trasladar oficialmente la fiesta a otra fecha, para no interrumpir la cosecha de caña de azúcar.

0 comentarios
bottom of page