top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

El último adiós

Miles de fieles despiden a Benedicto XVI que es velado en la basílica San Pedro hasta el miércoles 4 de enero.
 

El cuerpo de Benedicto XVI fue trasladado esta mañana a las 7 —hora local— a la basílica San Pedro para que los fieles puedan despedirlo.


Una multitud de feligreses inició esta mañana la última despedida a Benedicto XVI en la basílica de San Pedro, donde desde hoy y hasta el miércoles se expondrá el cuerpo antes del funeral que encabezará el jueves Francisco.

 
 

Como si fuese un “mar de gente”, la larga fila llega hasta la inmensa plaza de San Pedro y rodea las célebres columnas de Bernini, vigiladas por un importante dispositivo de seguridad y también por cientos de periodistas de todo el mundo llegados para cubrir el entierro. Las puertas de la inmensa basílica permanecerán abiertas al público hasta las 19 (hora local).



El Vaticano informó que el traslado del cuerpo se llevó a cabo a las 7, a su llegada se realizó un momento de oración presidido por el arcipreste de la basílica, cardenal Mauro Gambetti, el rito duró alrededor de 30 minutos.

 
 

El papa emérito está revestido de rojo —color de luto papal— y tiene un rosario en las manos, a su lado recibe el pésame su secretario personal el arzobispo Georg Gänswein, que rompió en un sollozo al recibir el abrazo de uno de los bomberos del Vaticano con los que se cruzaba Benedicto en sus paseos por los jardines. “Lo voy a echar de menos”, le dijo.



El funeral de un papa emérito no cuenta con un protocolo específico por lo que se seguirían algunos de los pasos para un pontífice en ejercicio. Se trata de la primera vez en la historia que un papa preside el funeral de su predecesor.

0 comentarios
bottom of page