top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Del consumo de pornografía a una vida de amor puro a través de la fe

Con el amor y comprensión de Virginia Arana de Melgarejo, su novio logró superar su adicción a la pornografía y hoy viven una plenitud en familia.
 

El camino de superación y cambio de Virginia Arana de Melgarejo y su esposo fue un proceso de purificación que ella asumió con valentía y amor. El deseo de ayudar a su pareja a superar su adicción a la pornografía fue lo que la motivó a verlo con misericordia y ternura en lugar de rechazo. Como resultado, juntos pudieron superar esta dura batalla y hoy tienen una familia donde prevalece el amor puro, casto y divino.



UNA RELACIÓN BASADA EN EL AMOR Y LA FE

A pesar de su adicción, Virginia vio en su pareja una sinceridad y respeto hacia Dios que la inspiró a seguir adelante. "Aunque intentaba justificar su forma de vida conmigo, ante Jesús no la consideraba justa ni moralmente aceptable", explica Arana que se graduó con un título en Ciencias de la Familia y una especialidad en Pareja. Esta fe compartida fue una base sólida para su relación y un factor crucial para superar las dificultades.

 
 

CONFRONTAR EL PECADO CON AMOR Y PACIENCIA

A pesar de los desafíos que suponía la adicción de su pareja, decidió enfrentarlo con compasión y paciencia. Al conocer su lucha y el dolor que su comportamiento causaba, decidió ofrecer su apoyo y amor, creando un ambiente donde pudieran discutir abiertamente estos temas y trabajar juntos para superarlos.


Una de las estrategias que fue invitarlo a dar talleres sobre castidad a un grupo de jóvenes. Al tener que aprender y transmitir los valores de la castidad, su pareja se vio incentivada a cambiar su perspectiva y comportamiento hacia la sexualidad. Además, fortalecer su vida espiritual a través de los sacramentos y la oración también fue una parte esencial de su estrategia.



Virginia junto a su esposo e hijos.


VIVIR EN CASTIDAD DESPUÉS DE LA ADICCIÓN

El compromiso de vivir una vida casta no fue fácil para la pareja, especialmente teniendo en cuenta el pasado. Sin embargo, se mantuvieron firmes en su compromiso y establecieron medidas para mantener la pureza en su relación, desde acuerdos sobre visitas y caricias hasta compromisos espirituales.


Incluso después de conocer hasta la participación en un aborto, Virginia decidió seguir amándolo y apoyándolo. "Mi decisión no dependía de sus éxitos, aciertos o errores del pasado, sino que estaba bien cimentada en los actos de amor que lo definían en el presente", subrayó.

 
 

UN AMOR PURO NACIDO DE LA ADVERSIDAD

Virginia y su esposo hoy disfrutan de un amor y un respeto mutuo que han crecido a través de los desafíos y adversidades. Han aprendido a valorar su relación y a reconocer que su amor es más fuerte que cualquier obstáculo. Su vida juntos es un testimonio de cómo la fe y el amor pueden superar los desafíos más difíciles.



LA LUCHA CONTINUA CONTRA LA ADICCIÓN

A pesar de su éxito en superar la adicción, la pareja sigue siendo consciente de que la lucha no ha terminado. Siguen trabajando para mantener su compromiso con la castidad y para asegurarse de que su relación sigue siendo saludable y respetuosa.


El camino a la recuperación también incluyó terapia y consejería para ayudar a la pareja a entender y superar la adicción. Estos recursos jugaron un papel fundamental, proporcionando el apoyo y la orientación que necesitaban.



ENSEÑANDO A OTROS A TRAVÉS DE SU EXPERIENCIA

Ahora, Virginia y su esposo usan su experiencia para ayudar a otras parejas que pueden estar luchando con problemas similares. Han desarrollado un programa de orientación y consejería para parejas, basado en su propia experiencia, que ha ayudado a muchas otras parejas a superar sus propios desafíos y a construir relaciones más saludables y respetuosas.


Quienes estén pasando por una situación similar pueden contactarse con Virginia a través del correo electrónico amareservs@gmail.com.

0 comentarios
bottom of page