top of page
  • Foto del escritorCanal Vida

Adalberto Martínez: “No se puede seguir tolerando la corrupción y la impunidad en Paraguay”

En el inició de la Cuaresma el cardenal paraguayo le pidió a los fieles ser responsables y votar a conciencia en abril, y suplicó desterrar la corrupción que “excluye y mata”.
 

El cardenal Adalberto Martínez impone la ceniza sobre un niño en el inicio de la Cuaresma. (Fotografía: Arzobispado de Asunción)


“La Cuaresma es el tiempo de gracia que la Iglesia nos ofrece a los cristianos para la reflexión, oración y compromiso con el prójimo necesitado”, destacó el cardenal Adalberto Martínez en la misa del Miércoles de Ceniza oficiada ante una multitud en la catedral metropolitana.


En este tiempo de preparación hacía la Pascua, el purpurado indicó que la Iglesia entrega los medios necesarios para la conversión: ayuno, para fortalecer nuestra voluntad y dedicar los frutos de este esfuerzo para provecho de los que más necesitan; oración, para avanzar en nuestra amistad y confianza en Dios; y caridad, para ofrecer a los hermanos sufrientes el amor generoso de Padre”.

 
 
VOTO RESPONSABLE

El arzobispo de Asunción en otro pasaje de su homilía se introdujo en el terreno político del país que elegirá a su próximo presidente el 30 de abril, y pidió a los fieles que “como seguidores de Cristo” voten seriamente.


Asimismo, señaló que “no se puede confiar en los que compran votos”, ya que son personas corruptas que pecan “porque atenta contra la dignidad del prójimo y de la comunidad”.

 
 

Ante la mirada atenta de los feligreses presentes en el templo el prelado expresó su conocimiento sobre “fieles católicos” que son inescrupulosos e impiden votar y elegir libremente, presionando o manipulando a las personas. “Prestarse a la corrupción y a las extorsiones, aprovechándose de las necesidades de otros, no es correcto si nos consideramos cristianos”, subrayó.


En ese contexto monseñor Martínez pidió que Dios y la Iglesia “nos posibilite la conversión, el cambio de vida y de conducta que nos permita soñar con una sociedad distinta, con una Patria nueva, con el Paraguay que queremos y necesitamos”.


De la celebración de la Eucaristía participaron los integrantes de la Pastoral de la Vida, desde donde dieron inicio a la campaña "40 días por la Vida". (Fotografía: Arzobispado de Asunción)


PROCESO DE SANACIÓN MORAL

En línea con las próximos sufragios Adalberto exhortó por un “saneamiento moral de la nación” y subrayó que ya no se “puede seguir tolerando la corrupción y la impunidad; no podemos permanecer pasivos e indiferentes ante el avance del crimen organizado que pone en riesgo las instituciones de la democracia y la estabilidad de la República”.

 
 

Solicitó a todos los cristianos del país que se comprometan con Cristo para lograr la necesaria conversión “para que la sociedad paraguaya supere la inequidad social estructural, los vicios de la corrupción, de la impunidad, del individualismo egoísta, de la codicia que margina, excluye y mata al prójimo por falta de salud, educación, tierra, techo y trabajo.


Por último, disparando contra los políticos aseguró que se necesitan “ciudadanos honestos, íntegros, solidarios, insobornables, con un gran sentido de comunidad y que trabajen por el bien común” para construir la “Patria soñada”.

bottom of page